fbpx

La demencia es una enfermedad progresiva y neurodegenerativa que afecta la capacidad de realizar actividades de la vida diaria. Resulta en una disminución en múltiples áreas de función, incluyendo habilidades de memoria, razonamiento, comunicación y también puede incluir las áreas conductual y psicológica mediante síntomas como depresión, psicosis y agresión.

Los principales subtipos de la demencia son: Enfermedad de Alzheimer (EA), el tipo más frecuente con más de un millón de casos en España y 45 millones en todo el mundo, seguido por Demencia vascular, mezcla de estas dos patologías («demencia mixta») y menos frecuencia tipos como la demencia con cuerpos de Lewy, Demencia frontotemporal y Demencia en la enfermedad de Parkinson. La etiología de la demencia aun se desconoce con precisión, pero se sabe que es el resultado de cambios químicos en el cerebro y muerte del tejido cerebral.

Aunque la edad es el principal factor de riesgo para la demencia, se sabe que puede afectar a personas más jóvenes con al menos 15,000 personas menores de 65 años que padecen la enfermedad en el Reino Unido. En España en los últimos años ha habido un aumento preocupante de casos entre 30 y 50 años. Los afectados pueden vivir con la condición durante 7-12 años después del diagnóstico. No hay tratamientos probados que pueden prevenir el desarrollo de demencia, y no hay cura, pero los medicamentos pueden, en algunos pacientes, mejorar o retrasar temporalmente la progresión de los síntomas.

 

Impacto en la Salud Oral de los pacientes con Demencia

 

Los estudios han demostrado que la tasa de mala salud oral es mayor en individuos con deterioro cognitivo. Los pacientes que experimentan un deterioro cognitivo enfrentan problemas adicionales cuando se trata de mantener una salud oral positiva y prácticas de higiene adecuadas. Los pacientes con demencia no solo tienen menos dientes naturales, sino que también pueden presentar una mayor prevalencia e incidencia de caries y más lesiones no tratadas.

Como la demencia es una afección progresiva (lo que significa que empeora con el tiempo), es importante establecer un programa de atención dental al momento del diagnóstico. El programa debería ayudar a mejorar la salud oral y reducir el riesgo de desarrollar una salud oral deficiente. El mantenimiento de la salud oral trae beneficios en términos de autoestima, dignidad, integración social y nutrición. La mala salud oral puede provocar dolor, pérdida de dientes, y puede afectar negativamente la autoestima y la capacidad de comer, reír y sonreír.

 

Importancia del mantenimiento de la Salud Oral en pacientes con Demencia

 

El mantenimiento de la salud oral en personas con demencia es importante por varias razones:

Mejora la calidad de vida: permite que las personas continúen hablando cómodamente y con confianza, disfruten de comer, mantengan confianza en su apariencia y no sientan dolor.

Razones médicas: para controlar los efectos secundarios de medicamentos tomados para la demencia y sus síntomas, mantener una nutrición adecuada y minimizar las fuentes de microorganismos que luego pueden involucrar a otros partes del cuerpo y complicaciones.

Razones odontológicas: para prevenir el desarrollo de problemas dentales, complicaciones, emergencias o la necesidad de anestesia general. También, disminuye el riesgo de extracciones dentales.

Problemas de comportamiento: problemas de comportamiento que son causados por el dolor dental pueden ser minimizados con una buena salud oral. Tales problemas incluyen un desinterés en evitar los alimentos, morderse el labio o la lengua por ausencia de piezas dentales y rechinamiento excesivo de dientes.

 

Alteraciones en la cavidad Oral

 

Existen dos tipos principales de enfermedades dentales en estos pacientes: enfermedad de las encías (periodontal) y caries dental. Ambos pueden causar incomodidad o dolor y pueden provocar una infección. Tanto el dolor como la infección pueden empeorar la confusión asociada con la demencia.

 

Enfermedad de las encías (Periodontitis)

 

La enfermedad periodontal puede causar encías inflamadas y sangrantes, recesión de las encías (donde el tejido de las encías se reduce de modo que las raíces de los dientes quedan expuestas), movilidad dental y mal aliento. Esta patología es producida por el acumulo de placa dental y una mala higiene oral.

La periodontitis es una afección inflamatoria crónica oral que se manifiesta como una destrucción del tejido de soporte de los dientes; presenta una serie de mediadores de inflamación en la circulación sanguínea. Estos pueden contribuir a exacerbar varias enfermedades sistémicas. Existe evidencia científica de que la inflamación juega un papel clave en la fisiopatología de la progresión de la enfermedad del Alzheimer; por lo que la periodontitis puede estar asociada con una mayor gravedad en la demencia y un deterioro cognitivo más rápido en los pacientes con Alzheimer.

Usar un gel dental o un enjuague bucal que contenga Clorhexidina (un agente antiséptico y desinfectante) puede ayudar a controlar la enfermedad de las encías. Asimismo, se debe acudir al dentista para una correcta limpieza y eliminación de cálculo dental.

 

La caries dental

 

La caries dental es una enfermedad multifactorial causada por la acción de la placa dental en los dientes cuando se consumen alimentos y bebidas que contienen azúcar. La placa y el azúcar juntos producen ácido, que son utilizados por las bacterias de la cavidad oral como fuente de alimento generando la desmineralización de los dientes.

Recientes estudios han señalado que las personas mayores que padecen de Alzheimer tienen un riesgo elevado de desarrollar caries coronal y de la superficie de la raíz durante el primer año después del diagnóstico. Estos hallazgos demuestran la importancia de abordar las necesidades de salud bucal de las personas de edad avanzada que experimentan algún tipo de deterioro cognitivo.

 

Medicamentos y enfermedades dentales

 

Algunos medicamentos, por ejemplo, antidepresivos y sedantes, pueden causar sequedad en la boca. Esto puede ocasionar problemas con las dentaduras postizas y promover la enfermedad periodontal y la caries dental. Otros medicamentos pueden estar basados en jarabe, que también puede aumentar la probabilidad de caries dental. Si desarrolla una boca seca, se recomienda el uso caramelos o chicles sin azúcar para aumentar el flujo de saliva.

 

Otras lesiones orales y patología

Algunos pacientes con Demencia pueden presentar estomatitis (inflamación de la boca y los labios) por dentadura postiza, hiperplasia gingival (agrandamiento gingival), mucositis(inflamación de tejidos de la cavidad oral) asociada a ulceraciones, ulceración general y queilitis angular(lesión inflamatoria en la comisura labial, comúnmente llamado boquera).

 

Cuidado bucal en casa

 

En las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer, la atención dental se centra en la prevención. La limpieza dental y el uso del hilo dental puede evitar la necesidad de procedimientos extensos más adelante por el dentista, cuando la persona con demencia puede ser menos capaz de tolerarlos.

Durante las etapas media y avanzada de la enfermedad de Alzheimer, la salud oral puede ser más desafiante. La persona puede olvidar qué hacer con la pasta de dientes, cómo enjuagarse, o puede ser resistente a la ayuda de otros por lo que se debe de realizar instrucciones cortas y simples.

Se recomienda guiar a la persona a través de un proceso de pasos: sostenga su cepillo de dientes, ponga pasta y luego Cepíllate los dientes usando la técnica Decir-Mostrar y Hacer. Es posible que un cepillo de dientes para niños de cerdas suaves funcione mejor que un cepillo de cerdas duras para adultos. O que un cepillo de mango largo o angulado sea más fácil de usar que un cepillo de dientes estándar. Se recomienda experimentar hasta que se encuentre la mejor opción siempre acompañado de pasta dental con flúor.

Si la persona usa dentaduras postizas se debe de enjuagar con agua después de las comidas y cepillarlas a diario para eliminar las partículas de comida. Cada noche, retira y sumergirla en un limpiador de prótesis. Se debe de utilizar un cepillo de dientes suave o una gasa humedecida para limpiar las encías, lengua y otros tejidos blandos de la boca. Se recomienda usar hilo dental a diario. Si usar hilo dental es angustiante y frustrante para la persona con Alzheimer, se puede usar un cepillo interdental para limpiar entre los dientes.

Debido a que es posible que una persona con demencia no diga si hay un problema y que no se limpie los dientes tan bien como solía hacerlo, es importante que se haga revisiones regulares de la boca. Esto es necesario ya sea que tenga sus propios dientes, dentaduras postizas o ningún diente. Un chequeo bucal puede revelar un problema antes de que empeore, como úlceras, prótesis mal ajustadas, caries dental, entre otros. Se recomienda acudir a las citas acompañado de algún familiar para evitar someter al paciente al estrés que le puede generar lo desconocido.

 

Tratamiento dental en el consultorio según el grado de demencia del paciente

 

  • LEVE DEMENCIA: La mayoría del tratamiento dental puede llevarse a cabo. Se recomienda la prevención, se debe de brindar educación al paciente, se recomienda repetir estos consejos varias veces durante la cita mientras se está atendiendo al paciente. Se deben de realizar todos tratamientos protésicos para restaurar la función de la masticación con éxito. El tratamiento restaurador debe ser de alta calidad y durabilidad en el tiempo, para evitar someter a un estrés extra al paciente.

 

  • MODERADA DEMENCIA: Se recomienda realizar citas cortas, se debe de tener un enfoque de mantenimiento y prevención. En algunas ocasiones se debe de emplear sedación o anestesia general para el tratamiento dental.

 

  • SEVERA/ AVANZADA DEMENCIA: El tratamiento se enfoca en prevención, mantenimiento y realizar tratamientos de emergencia. Las intervenciones deben ser no invasivas como sea posible. En algunas ocasiones se debe de emplear sedación o anestesia general para el tratamiento dental.
    En general, es recomendable entablar una relación emocional y cordial con los pacientes con demencia para que el tratamiento sea exitoso. También, es fundamental conocer el historial médico y personal del paciente, especialmente las afecciones médicas y los medicamentos, y si tiene o no riesgo de aspiración para evitar cualquier complicación durante la cita dental.

 

Solicita tu cita ahora

Llamar Whatsapp Pedir Cita