fbpx

 

Nuestra sonrisa es siempre nuestra carta de presentación. Cuando estamos con otras personas, cuando nos presentamos o entablamos una conversación, nuestros dientes se convierten en unos de los protagonistas de ese momento. Muchas miradas se centran en los dientes y saber que no se tienen tan blancos como deberían genera mucha intranquilidad.

Disponer de unos dientes sanos y blancos es una forma inmejorable de que todo el mundo sepa que nos preocupamos por nuestro aspecto y nuestra salud. Con el paso del tiempo, por diversos motivos, los dientes pueden adquirir un aspecto mucho más descuidado.

Un tratamiento de blanqueamiento dental puede ayudarnos a recuperar la belleza natural de nuestra dentadura, dejando que brillen con luz propia y deslumbrando cada vez que alguien se fije en ellos.

 

La forma segura y cómoda para disfrutar de una sonrisa perfecta

 

antes y despues blanqueamiento dental

 

El blanqueamiento dental es una técnica que no tiene ningún tipo de efecto secundario. Es un procedimiento sencillo y rápido que en poco tiempo permite lucir unos dientes mucho más blancos.

Pese a su simplicidad es importante contar siempre con el asesoramiento y con la atención de profesionales cualificados para estar seguros de que se están realizando los pasos correctos. La salud es un tema muy delicado y en el caso del blanqueamiento de los dientes la evaluación inicial que determine el estado de los dientes y ponga de manifiesto los resultados que se pueden esperar son un paso que no debe saltarse nunca.

Un blanqueamiento dental es un tratamiento duradero, es posible mantener el nuevo aspecto conseguido durante mucho tiempo. Pero no debe olvidarse que existen ciertas sustancias como es el caso del café o el tabaco que poseen un gran poder para manchar los dientes, por lo que su consumo habitual puede reducir considerablemente la duración de los efectos de este tratamiento.

Seguir los consejos de los profesionales que apliquen el tratamiento es una aptitud muy acertada para disfrutar durante mucho más tiempo de unos dientes envidiables.

 

Principales ventajas de los Blanqueamientos Dentales

 

El blanqueamiento dental es un tratamiento que permite conseguir una mejor apariencia. Esta es una de las principales ventajas que se puede obtener, conseguir unos dientes más blancos que mejoren en gran medida nuestro aspecto. Este hecho se hace especialmente patente en ciertos momentos de la vida. Por ejemplo, cuando se debe acudir a ciertos actos o eventos en los que la imagen es vital, disfrutar de una dentadura blanca da sensación de limpieza y cuidado personal.

Otro beneficio del blanqueamiento dental es que mejora la autoestima. La imagen es uno de los factores que más inseguridad produce, que más puede llegar a retraer a una persona en una determinada situación.

En cualquier evento en el que se es el protagonista y principal foco de las cámaras, como puede ser una boda, lucir unos dientes blancos permite sentirse seguro de uno mismo, sin miedo a sonreír para esas fotos que perdurarán con los años.

Todos los aspectos relacionados con la imagen son importantes y el cuidado de los dientes es un punto que no se debe descuidar. Cada vez que se abre la boca los dientes son visibles, por lo que constituyen un aspecto muy importante de la imagen. Una bonita sonrisa ayuda a mejorar nuestra imagen, a ganar confianza y por consiguiente nos hace sentir más seguros.

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos dentales más rápidos y asequibles. No se requieren meses y meses de sesiones para conseguir una bonita sonrisa blanca. Con pocas sesiones es posible alcanzar el objetivo buscado. De esta manera, en poco tiempo es posible lucir unos dientes bonitos que ayudan a conseguir una imagen mucho más atractiva.

La inversión que supone un tratamiento de estas características es muy baja, es uno de los procesos para mejorar la imagen que menor gasto implica. Los dientes blancos ejercen una influencia importante en la imagen. El color blanco de la dentadura minimiza la apariencia de las arrugas faciales, por lo que es una ayuda importante para lucir una apariencia mucho más juvenil.

 

Tipos de blanqueamiento dental

 

Actualmente, existen diferentes tipos de blanqueamiento dental profesional. En todos los casos es imprescindible una evaluación inicial del estado de la dentadura, del color que es posible alcanzar, etc. De forma general, existen tres técnicas empleadas para el blanqueamiento dental:

  • Blanqueamiento dental con láser. Emplea un producto blanqueante que actúa gracias a la acción de una lámpara láser.
  • Blanqueamiento dental con férulas. Suele ser un proceso que se aplica el propio paciente en casa mientras duerme. Se le suministra al paciente una férula y un producto blanqueante, para que pueda seguir las pautas marcadas en el tratamiento en su propio hogar.
  • Blanqueamiento dental combinado. Es una combinación de las dos técnicas anteriores, consiguiendo de esta forma potenciar los beneficios aportados por cada una de ellas.

En muy poco tiempo, sin ningún tipo de molestia o dolor, es posible conseguir unos dientes mucho más blancos, gracias a estos tratamientos. Ser el centro de atención en nuestra boda, posar para las fotos de recuerdo de cualquier evento ya no es un problema.

 

¿Cómo funciona el blanqueamiento con láser?

 

El esmalte de los dientes contiene una gran cantidad de poros que, con el paso del tiempo, pueden acabar acumulando todo tipo de sustancias, compuestos orgánicos, etc. A través de esos poros esas sustancias acceden a la dentina y poco a poco provocan su decoloración, dando como resultado una sonrisa alejada de su blanco natural.

El blanqueamiento dental a base de lámparas láser se inicia aplicando sobre los dientes un gel a base de peróxido de hidrógeno. Este gel actuará como iniciador para conseguir el blanqueamiento deseado, protegiendo las encías al mismo tiempo. Mediante la aplicación de la luz LED de la lámpara se consigue la descomposición de ese peróxido de hidrógeno, hecho que provoca la liberación de moléculas de oxígeno.

Esas moléculas de oxígeno llegan a la dentina y son capaces de descomponer las sustancias que con el paso del tiempo han conseguido llegar a la misma y han hecho desaparecer su color blanco inicial.

Al generarse partículas más pequeñas, estas son capaces de reflejar la luz de forma mucho más eficaz por lo que como consecuencia se obtienen unos dientes mucho más blancos.

El efecto de esas moléculas de oxígeno continúa una vez ha dejado de actuar la luz LED sobre los dientes, por lo que el tratamiento continúa aun cuando se ha abandonado la clínica donde se ha llevado a cabo este blanqueamiento.

Es un tratamiento muy rápido. Una vez terminada la aplicación de la luz LED los dientes van adquiriendo un color más blanco poco a poco, por lo que el resultado definitivo se observa horas después de su aplicación, incluso cuando ya hemos abandonado la clínica dental.

No produce dolor, y solamente requiere de una serie de precauciones, como es evitar el consumo de sustancias que manchan los dientes como es el café, el tabaco, etc., una vez realizado el tratamiento para poder conseguir los mejores resultados.

 

¿Qué ventajas tiene el blanqueamiento dental láser?

 

Una de las principales ventajas del blanqueamiento dental láser es que es un procedimiento muy cómodo para el paciente. En este sentido, una vez aplicado, no es necesario utilizar férulas dentales durante la noche ni complementar el tratamiento desde casa.

Además, está considerada una técnica de larga duración ya que, si la persona que lo ha recibido sigue las indicaciones básicas y las recomendaciones de su especialista, no suele observarse decoloración de los dientes hasta pasado un plazo de tiempo comprendido entre los dos y los siete años.

Por otra parte, puesto que el resultado depende en gran medida de las características de los dientes del paciente y, sobre todo, del nivel de decoloración que se sufra, es posible que este no quede satisfecho con el tono obtenido en primera instancia. Sin embargo, esto no supone un verdadero problema ya que pueden llevarse a cabo más sesiones de blanqueamiento con láser hasta llegar al color deseado.

Por último, hay que hacer hincapié en que el blanqueamiento dental láser es más efectivo en el caso de los dientes que amarillean por el paso de los años o que tienen ese tono natural que en el de las tinciones intensas causadas por, por ejemplo, el tabaco. Además, se considera un tratamiento apto para cualquier persona ya que el único requisito es tener una boca sana libre de caries y gingivitis. Por último, es necesario recordar que, si bien es cierto que una sonrisa blanca y bonita es beneficioso para la autoestima, algunas personas desarrollan una obsesión conocida como ‘blancorexia’ que puede tornarse negativa desde el punto de vista de la salud dental.

 

Preparación para el tratamiento de blanqueamiento

 

Antes de proceder a la aplicación del tratamiento el especialista en odontología y blanqueamiento ha de realizar una serie de pruebas para confirmar la ausencia de enfermedades periodontales, caries, fracturas en el esmalte, hipersensibilidad al frío o al calor y, en definitiva, cualquier problema que pueda comprometer al paciente durante el transcurso del procedimiento y después de su ejecución. Además, a la hora de elegir el tipo de láser más adecuado, es imprescindible considerar ciertos aspectos de seguridad biológica como, por ejemplo, la dureza del esmalte o la probabilidad de que aparezca sensibilidad dental o irritaciones de los tejidos blandos.

 

Cómo lo hacemos en nuestras clínicas de Jaén

 

El blanqueamiento dental tiene un procedimiento muy sencillo. En primer lugar, el especialista procede a aplicar un gel de peróxido de hidrógeno sobre la cara externa de los dientes para, posteriormente, aplicar el foco de luz sobre este sin importar que se haya elegido LED, arco de plasma o halógena. Al realizar esta acción, se produce la liberación de moléculas de oxígeno que dan como resultado un tono más blanco.

Pero ¿por qué los especialistas se decantan por el uso del peróxido de hidrógeno para ejecutar este tratamiento? La respuesta es muy simple. El esmalte de cada diente contiene millones de microscópicos poros a través de los cuales, con el paso del tiempo, acceden compuestos orgánicos procedentes de las bebidas, las comidas y el tabaco. Una vez entran en dichos poros, es cuestión de tiempo que lleguen a la dentina y provoquen la decoloración.

proceso antes del blanqueamiento dental

 

Continuando con este tema, el gel blanqueador a base de peróxido de hidrógeno lo que hace es enviar oxígeno a la dentina y descomponer los compuestos orgánicos que ya se han comentado y convertirlas en partículas más ligeras que, al reflejar mejor la luz, aclaran el color de los dientes.

Sin embargo, hay que decir que esta parte del procedimiento es relativamente agresiva por lo que es habitual que se produzca un efecto de sensibilidad dentaria como daño colateral. Y, en este sentido, el peróxido de hidrógeno es el oxidante más efectivo y con menos potencial de causar este problema.

Hay que decir que, una vez realizado el procedimiento, el tratamiento continúa activo una vez el paciente sale de la consulta. Por ello, no es posible ver el efecto definitivo de forma inmediata, sino que es necesario esperar, al menos, 12-24 horas para observarlo.

Durante este tiempo, el paciente deberá abstenerse de tomar cualquier alimento o bebida que pueda afectar a la coloración de los dientes (vino, cafe, té…) durante el plazo de tiempo ya comentado. De hecho, en el caso de aquellos que sean fumadores, se les recomienda encarecidamente que eviten consumir tabaco durante, como mínimo, las 8 horas posteriores a la aplicación de la técnica de blanqueamiento.

 

 

¿Es necesario realizar el tratamiento con mucha antelación a una fecha señalada?

 

La respuesta a esta pregunta es no. En el caso de que queramos lucir una imagen mejorada con una sonrisa más blanca en cualquier acto o evento no es preciso programar este tratamiento con meses de antelación. Con una semana es más que suficiente. No es un tratamiento que requiera de cuidados posteriores a su aplicación, el día después a su realización ya se aprecian los resultados finales obtenidos y puede realizarse una vida totalmente normal.

Únicamente, el mismo día en que se realiza es conveniente no consumir ninguna sustancia que pudiese manchar los dientes, para dejar al oxígeno generado a partir del gel de peróxido de hidrógeno actuar con total libertad y sin interferencias, alcanzando de esta forma los mejores resultados. Una vez transcurridas 24 horas, ese oxígeno ya no está presente, ya se observa el nuevo color alcanzado y se puede retomar una vida totalmente normal.

 

Blanqueamiento Dental: Qué es y Cuáles son sus Ventajas 1

 

Mitos peligrosos sobre los tratamientos para blanquear los dientes

 

Este tipo de procedimientos traen consigo muchas interrogantes gracias a que se han generado una gran cantidad de rumores y mitos peligrosos sobre la aplicación de este tratamiento estético.

Entre unos de los tantos mitos sobre el blanqueamiento dental encontramos:

 

Los dientes de debilitan: este es un mito, ya que está comprobado que el gel y las sustancias especiales que se usan para el procedimiento dental de blanqueamiento, solo afectan las moléculas que generan la mancha en los dientes, más no alteran el esmalte dental. Obviamente, si el tratamiento no se realiza por expertos y se efectúa sin control, puede deshidratar el diente y debilitar el esmalte.

 

El blanqueamiento es muy doloroso: otro mito, el blanqueamiento dental depende de un diagnóstico especial realizado por un profesional, si el paciente sufre de hipersensibilidad dental si puede producir un poco de dolor, pero en un paciente con una dentadura normal no presenta ningún problema, ni dolor. Por ello, no es recomendable su aplicación en pacientes con sensibilidad dental.

 

No dura mucho tiempo y es peligroso: esto es un mito, debes tener en cuenta que el éxito del blanqueamiento depende del cuidado que le des a tus dientes, pero una vez blanqueados jamás vuelven a la tonalidad con la que se inició el tratamiento.

 

Lógicamente, el paciente debe estar consiente, que debe cuidar su alimentación, evitar los colorantes, vinos tintos, té negro, no debe fumar. Ya que si no cuida su salud bucal el tratamiento durará menos tiempo, pero con el debido cuidado el blanqueamiento puede durar hasta 3 años.

 

El blanqueamiento causa cáncer oral: esto es totalmente falso, no hay pruebas y estudios que demuestren que los blanqueamientos dentales provoquen cáncer bucal.

No creas todo lo que te dicen esos mitos peligrosos este tipo de tratamientos, siempre busca la opinión de un especialista, él sabrá lo que tus dientes realmente necesitan.

 

Debes tener en cuenta que si deseas hacerte un tratamiento de blanqueamiento dental debes buscar a expertos y debe ser efectuado por un odontólogo.

 

Consejos para conseguir unos dientes blancos y sanos

 

La limpieza dental después de cada comida es vital para mantener el blanco de nuestra sonrisa, y algunas verduras y hortalizas “crujientes”, es decir las más duras, favorecen la eliminación de los restos de comida acumulados en los dientes tras la ingesta, aunque no sustituyan el cepillado. La zanahoria, el apio y el rábano, son beneficiosas para nuestra salud bucodental.

 

Asimismo, frutas como la manzana, la naranja o la piña, pueden contribuir a estimular la producción de saliva y reducir las bacterias de la boca. La uva y la fresa poseen un gran contenido de ácido málico que puede potenciar el color natural de la dentadura.

 

El calcio, el fósforo, y él ácido láctico que nos proporcionan lácteos como la leche, el yogur o el queso, pueden colaborar también en una menor decoloración de la sonrisa, propiciando además un buen desarrollo de los dientes desde pequeños.

Del mismo modo que existen alimentos positivos para el embellecimiento de nuestra sonrisa, debemos evitar consumir en exceso otros que pueden llegar a manchar nuestros dientes, tales como el café, el té, el vino tinto, o colorantes.

 

Tratamientos de Estética Dental Láser en Jaén y Granada

 

En nuestras clínicas dentales en Jaén y Granada disponemos de última tecnología para tratamientos de estética dental. En pocas sesiones y de manera segura e indolora, permiten obtener unos resultados realmente espectaculares, obteniendo la sonrisa que siempre has deseado.

 

Si deseas solicitar tu primera cita gratuita en una de nuestras clínicas, te explicaremos en persona el procedimiento, el precio del blanqueamiento dental y cualquier duda que te pueda surgir antes del tratamiento.

solicitar cita gratuita
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)

Blanqueamiento Dental: Qué es y Cuáles son sus Ventajas 2Cargando…

Llamar Whatsapp Pedir Cita