fbpx

Nuestra imagen es uno de los aspectos de nuestra vida que más cuidamos. La imagen es lo que transmitimos a las personas que nos rodean, lo que les ayuda a formarse una idea de nosotros y nuestra personalidad. Una de las primeras cosas que mostramos a los demás es nuestra sonrisa. La existencia de imperfecciones en nuestra dentadura, como dientes partidos, color amarillento en ciertas piezas o dientes de tamaños diferentes, son muy evidentes cuando nos relacionamos con las personas de nuestro entorno, estropeando nuestra imagen.

Solucionar estos pequeños problemas es importante tanto desde el punto vista de la salud bucodental como desde el punto psicológico, dado que contar con una dentadura perfecta nos aportar seguridad en nuestra interacción con las personas. La estética dental pone a nuestra disposición las carillas dentales, una de las mejores opciones para mantener una dentadura cuidada y poder mostrar la mejor de nuestras sonrisas. Las carillas dentales son, básicamente, unas láminas que se pegan en la parte externa de los dientes empleando productos especiales para ello. De forma muy simple, podemos decir que las carillas dentales son “pegatinas” que se colocan sobre los dientes para mejorar la imagen de los mismos.

¿Qué ventajas proporcionan las carillas dentales?

El uso de carillas es puramente estético, no son elementos utilizados para el tratamiento de ningún problema bucal. Es más, en el caso de que se padezca algún problema que requiera de un tratamiento es necesario someterse previamente a dicho tratamiento antes de colocar las carillas. La principal ventaja del uso de carillas es que permite lucir una sonrisa perfecta, esas que tanto llaman la atención. Constituyen la forma de reconstruir la dentadura de la forma más sencilla posible. Devuelven un aspecto inmejorable a la dentadura, ocultando imperfecciones lo que proporciona un increíble beneficio psicológico dado que vernos mejor es sentirnos mejor con nosotros mismos.

¿Cuáles son los principales usos de las carillas dentales?

Las carillas son coberturas dentales, solo sustituyen visualmente a los dientes para ofrecer la mejor sonrisa, dejando que los demás vean tus nuevos dientes y no tus dientes originales. Algunos de los casos más comunes del uso de este tratamiento dental estético son:

  • Cubrir dientes fracturados. Si debido a un golpe algún diente se parte o simplemente debido al uso algún diente presenta síntomas de desgaste, colocando una carilla podremos recuperar el aspecto original del diente, dejándolo como nuevo y ocultando totalmente el defecto que tenía.
  • Cubrir espacios interdentales. Algunas personas tienen un espacio excesivo entre los dientes. Este trastorno se conoce con el nombre de diastema. Una forma de solucionar este problema y hacer posible lucir una sonrisa perfecta con los dientes perfectamente alineados y unidos es colocar carillas que dejen los dientes perfectamente posicionados.
  • Corregir formas de los dientes. Uno de los defectos más comunes en la dentadura es que algún diente sea más corto que los demás o presente una forma irregular. Este hecho afea la dentadura, llama la atención sobre ese defecto. La solución ideal consiste en construir una carilla que oculte ese defecto y deje todos los dientes iguales proporcionando una dentadura espectacular.
  • Agrandar los dientes. Una alteración de la dentadura consiste en poseer piezas dentales muy pequeñas. Esto provoca que cuando se sonríe se muestre más encía que dentadura, lo que resulta poco estético. La solución a este problema es aplicar carillas dentales que permitan agrandar los dientes, mostrando una cantidad adecuada de dientes frente a encía.
  • Dientes más blancos. La aplicación de carillas es uno de los tratamientos más efectivos para el blanqueamiento dental, dado que no se realiza nada sobre los dientes, solamente se aplican unas carillas de tonos más blancos que la dentadura original, lo que proporciona un aspecto mejorado de la misma.

La aplicación de carillas dentales es la solución estética a muchos trastornos dentales. Contar con los profesionales adecuados para la colocación de las mismas es la mejor garantía para obtener los mejores resultados. En Cleardent podemos encontrar profesionales altamente cualificados que nos proporcionarán el asesoramiento y tratamiento adecuado en función de nuestras necesidades.

Ventajas implantes dentales¿De qué material están fabricadas las carillas dentales?

Existen varios tipos de carillas que se emplean en este tipo de reconstrucción dental. Cada una de ellas depende del material empleado en la fabricación de la carilla, lo que les proporciona distintas características de durabilidad y facilidad de colocación.

Las carillas de composite son las más económicas, pero también resultan las de menor calidad. Con el paso del tiempo pueden llegar a fracturarse o a perder color. Requieren visitas periódicas al dentista para su mantenimiento. Como ventajas del uso de este tipo de carillas puede señalarse que son rápidas y fáciles de colocar. Además, resultan de fácil reparación en el caso de que experimenten algún tipo de daño, aspecto muy recomendable en este tipo de tratamientos. Las carillas de composite se realizan directamente sobre el diente que se quiere restaurar, empleando un material que es muy parecido al que se utiliza para realizar los empastes y dándole la forma deseada.

Las carillas de porcelana son más caras, pero proporcionan resultados mucho más espectaculares. Presentan una mayor duración que las carillas de composite, al estar realizadas en un material mucho más duro que es capaz de mantener su color durante mucho tiempo, sin necesidad de acudir al dentista para su mantenimiento. Son más gruesas que las carillas de composite, por lo que se requiere tallar un poco el esmalte dental para recubrir su superficie y compensar de esta forma el grosor aportado por la carilla. Actualmente existen alternativas dentro de las carillas de porcelana que no precisan de ese tallado. Las carillas de porcelana presentan un brillo y aspecto mucho más duraderos, siendo un material mucho más resistente que otros a la abrasión.

El disilicato de litio es un material novedoso empleado en estética dental. Proporciona un resultado espectacular, pasando prácticamente desapercibido al proporcionar una tonalidad natural, igual al color del diente y manteniendo ese aspecto durante un largo periodo de tiempo. Este material presenta una gran durabilidad, resistencia a la flexión y proporcionando un alto grado de translucidez, sin requerir la aplicación de cerámicas para conseguirla. Un material muy útil, fácil y rápido de aplicar que puede emplearse para realizar carillas dentales. En Cleardent contamos con una larga experiencia en la aplicación de carillas elaboradas con disilicato de litio, obteniendo los mejores resultados en dicho tratamiento.

¿Presentan algún tipo de problemas las carillas dentales?

Las carillas dentales no son indicadas en ciertos casos. Principalmente, no se recomiendan cuando el diente sobre el que se quiere aplicar está extremadamente destruido, dado que no se dispone de suficiente superficie sobre la que aplicar la carilla. Para asegurar un buen resultado se necesita disponer de una superficie adecuada sobre la que aplicar la carilla y que ésta se sujete adecuadamente. Los dientes excesivamente dañados pueden dar problemas para asegurar esta sujeción, por lo que no se recomienda este tipo de tratamiento en estos casos. También resultan poco recomendables en el caso de que el diente haya perdido dentina interna, dado que después del tallado dental la estructura del diente puede volverse más susceptible a experimentar fracturas.

De forma general, se puede decir, que las carillas están especialmente ideadas para los dientes que quedan más expuestos al sonreír. En el caso de los dientes posteriores se emplea otro tipo de tratamientos dentales en su reconstrucción, como es el caso de implantes dentales.

¿Resulta muy cara la aplicación de carillas?

El precio del tratamiento de aplicación de carillas depende de tres factores principalmente, del material del que esté elaborada la carilla, de la dificultad en la colocación en el diente y de la participación o no de un laboratorio para la fabricación de la misma. Desde este punto de vista, las carillas de porcelana son más caras que las de composite y si interviene un laboratorio en el proceso, el precio se incrementa.

Como norma general, las carillas tienen precios individuales, por lo que debemos tener en cuenta el número de dientes a tratar para conocer el precio final del tratamiento completo. Suelen aplicarse descuentos si se aplican carillas a varios dientes a la vez.

De forma orientativa se puede decir que el precio de las carillas puede variar desde los 100 euros hasta los 1000. Las más caras son unas carillas elaboradas con porcelana fina que se denominan Lumineers que no necesitan tallar el diente para su aplicación, proporcionando un procedimiento mucho más simple. Se fabrican en un laboratorio específico lo que hace que aumente su precio. Este tipo carillas son las más demandadas por los famosos, debido a los resultados que proporciona.

La elección de un tipo u otro de carilla depende de cada paciente, que deberá evaluar tanto el precio como las características que proporciona cada uno de los tipos existentes en el mercado antes de realizar el tratamiento estético.

Mira al mundo con la mejor de tus sonrisa. Si estás pensando en una solución estética y profesional para tu imagen, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales y pídenos un presupuesto sin compromisos.

solicitar primera visita gratuita

Llamar Whatsapp Pedir Cita