fbpx

La técnica de implantes de carga inmediata consiste en la colocación de dispositivos y su fijación durante el mismo día, ya sea para reemplazar una pieza dental o varias. Esta alternativa rápida y efectiva elimina el tiempo de espera de las técnicas tradicionales y se realiza mediante una intervención quirúrgica en la mandíbula del paciente. Los implantes están construidos en materiales biocompatibles como el titanio, ya que son livianos, resistentes y no producen rechazo, por lo que se integran favorablemente con el hueso maxilar.

A diferencia del procedimiento tradicional, el implante de carga inmediata actúa durante el proceso de cicatrización aportándole beneficios estéticos, fonéticos y de autoestima al paciente; y permitiéndole al profesional ir evaluando durante el proceso de osteointegración. El mismo puede durar entre 3 y 6 meses dependiendo de la ubicación de los implantes: mandíbula o maxilar superior.

Es importante analizar el caso particular de cada paciente y el tratamiento que sea más adecuado para él. Además, una vez colocado el implante de carga inmediata, se recomienda realizar una dieta blanda durante el proceso de cicatrización, para quitarle a la prótesis la presión de la masticación y colaborar con la unión del hueso. Por este motivo, el compromiso del paciente es indispensable para el éxito del tratamiento.

Los riesgos que pueda provocar la intervención son casi nulos siempre y cuando sea realizada por profesionales especialistas.  Una vez finalizado el proceso de cicatrización, los implantes de carga inmediata son reemplazados por la prótesis definitiva.

Implante carga inmediata

Beneficios de los implantes  de carga inmediata

  • Los implantes de carga inmediata son una gran oportunidad para tener una prótesis dental en 24 horas y una sola intervención, y evitar así utilizar molestas prótesis removibles.
  • Permiten que el paciente se adapte de manera progresiva a la prótesis definitiva, recuperando funcionalidad y, después de pocos días, la capacidad de masticación.
  • Mejora de la estética. La técnica de carga inmediata colabora directamente con la autoestima del paciente, brindándole confianza y seguridad para volver a sonreír desde el momento en que sale de la clínica.
  • Sumado a lo anterior, la fonética también es considerablemente mejorada.

La implantación de carga inmediata permite disfrutar en tan sólo un día de nuevos dientes, que se van adaptando al hueso de manera progresiva. Permiten realizar un tratamiento totalmente personalizado y atravesar una sola intervención quirúrgica. Es por eso que si se realizan los correspondientes estudios previos, se confirma la calidad idónea del hueso y se contacta profesionales especializados, el éxito del tratamiento está prácticamente asegurado.

 

Llamar Whatsapp Pedir Cita