La odontopediatría es la rama de la odontología dedicada al cuidado de las dentaduras de los más pequeños así como de los adolescentes. Debido a que los dientes de los niños no son iguales que las dentaduras adultas, estas requieren de un tratamiento especial, unos cuidados propios y unos servicios de odontología más especializados. Esa es la labor principal de la que se encargan los odontopediatras. Gracias a estos profesionales podemos prevenir problemas o enfermedades que suelen aparecer en la edad adulta derivados de patologías en edad temprana. Es así que un diagnostico prematuro junto con unos buenos hábitos bucodentales tempranos pueden ser la clave para corregir posibles problemas derivados de la forma más eficiente.

 

¿Cuándo debemos acudir por primera vez al ortopediatra?

Según los últimos estudios y teniendo en cuenta los consejos de los especialistas en el sector, la primera visita se debe realizar entre los seis y los doce meses después de la aparición de los primeros dientes de leche. Esta primera visita no es más que una visita de rutina para poder evaluar el correcto crecimiento de las primeras piezas dentales. Habitualmente se suele afirmar que la primera visita se debe hacer a los tres años, pero esta práctica se ha visto inapropiada ya que se ha apreciado que muchos escolares con tan solo tres años ya presentan caries o malformaciones tratables. Esta es la razón principal por la que un diagnostico temprano puede evitar estas patologías dentales. Por eso la primera de las visitas al dentista puede ser la clave para alcanzar una salud bucodental desde edades tempranas.

 

El cuidado de los dientes desde el primer día

Otra de las dudas que suelen surgir a edad temprana es el momento de iniciar el cepillado. La mayor parte de los especialistas y estudios actuales han descubierto que la higiene dental tiene que aparecer antes incluso que la aparición de las primeras piezas dentales. Está demostrado que durante la lactancia, el bebé recibe una gran cantidad de azucares de la leche materna. Por ello es imprescindible limpiar las encías por medio de una gasa limpia con los dedos y de forma muy suave tras la ingesta de leche y al menos dos veces al día. Esto permite que los dientes salgan mucho más sanos y fuertes desde su nacimiento. Cuando aparecen los primeros dientes, tendremos que hacernos con un cepillo especial para los más pequeños. Estos cepillos son de un tamaño reducido y cuentan con una mayor suavidad. El proceso de cepillado debe ser siempre asistido por un adulto para corregir posibles errores. La pasta de dientes, en cambio, no debería ser utilizada hasta una edad más avanzada. Los odontopediatras recomiendan que el uso de pasta dentífrica se aplace hasta los cuatro años, aunque esto dependerá en gran medida a la evolución de la dentadura. Por eso es importante que acudamos a nuestro especialista para poder recibir diagnostico y posibles hábitos de higiene bucal.

Los hábitos alimenticios son sin duda una de las claves en la salud y evolución de los dientes y la mandíbula de los niños. Por eso, tener unos buenos hábitos de consumo son la clave para evitar patologías o problemas derivados. Se debe evitar siempre el consumo continuado de edulcorantes o productos que contengan azucares añadidos. Los caramelos o las bebidas azucaradas son las principales causas de la aparición de las primeras caries. La fruta y la verdura, por su poco contenido en azucares, tienen que ser los alimentos básicos en la alimentación de los niños. Las meriendas y desayunos, que suelen ser las comidas que más azúcares contienen, han de buscar el consumo de frutas naturales. Para lo más pequeños, los biberones y chupetes tienen que ser usados con cierto control, ya que suelen ser los principales causantes de malformaciones en la dentadura y la mordida de los bebés así como la aparición de la conocida caries del biberón.

 

El cambio dentario

Los primeros cambios en la dentadura suelen aparecer a partir de los seis años, aunque la fisiología de los niños hace que esto varíe. Durante el periodo de cambio de los dientes, es más importante que nunca llevar a cabo unos hábitos de limpieza bucodental mucho más cuidadosos. La aparición de caries en estos primeros nuevos dientes es más común de lo que se cree, por lo que acudir al odontopediatra en este periodo es imprescindible. Los primeros dientes que suelen aparecer son los molares. Estos molares se colocan detrás de los temporales y muchas veces pasan desapercibidos. Estos dientes son una causa importante de la aparición de malformaciones o caries debido a su mala limpieza.

 

Principales problemas bucodentales en los niños

Una diagnosis prematura y unos buenos hábitos de limpieza, además de visitas periódicas al especialista pueden evitar posibles enfermedades y problemas bucodentales. Contamos con un servicio de asistencia gratuita para los niños entre los seis y los quince años para que pueda acudir a nuestras clínicas. Los tratamientos preventivos son la clave para poder evitar ciertas patologías. Entre las principales enfermedades que se sueln observar a edades más tempranas podríamos destacar las siguientes:

  • Alteración del número de dientes así como su tamaño o forma. Son enfermedades con tratamiento. Podemos encontrar que el niño presente más dientes de lo habitua, hiperodoncia, la ausencia total de los dientes permanentes, ablastodoncia, o la aparición de dientes de mayor o menor tamaño.
  • Hipomineralización de los dientes. Una enfermedad que suele afectar a la calidad del esmalte de los dientes y hace que estos sean más susceptibles a las caries y a la erosión. Requieren de un tratamiento propio.
  • Las caries. En este apartado tenemos que englobar las caries del biberón junto con las que salen a edad temprana. Su pronto tratamiento es muy importante para evitar futuros problemas derivados de las caries, por lo que también se recomienda llevar a cabo unos hábitos de higiene bucal saludables.
  • Transtornos surgidos del espacio entre los dientes que pueden derivar en una mala mordida por la mala colocación de los dientes o diferentes tipos de erupciones.
  • Traumatismos dentales. Son muy habituales en edades tempranas y es completamente necesarios llevar a cabo un tratamiento rápido, ya que pueden ocasionar la perdida del diente.

 

Odontopediatría para los adolescentes

Durante la adolescencia encontramos una serie de problemas y patologías propias y que deben ser tratadas por el odontopediatra por su conocimento especializado en estos primeros años. En esta etapa se suelen adquirir de forma definitiva la mayor parte de los hábitos bucodentales, por lo que consideramos la adolescencia como una de las etapas de riesgo en la evolución de nuestra dentadura. Los tratamientos con adolescentes suelen incluir las limpiezas dentales totales, eliminando la placa y la utilización de métodos preventivos en busca de una mayor resistencia a la posible aparición de caries. Unas correctas rutinas de limpieza y alimentación, basada en la adquisición de hidratos de carbono para fortalecer la dentición durante su crecimiento. Esta etapa de la vida también suele estar marcada por la colocación definitiva de las piezas dentales, lo que suele provocar en algunos adolescentes la utilización de brackets. En estos casos es imprescindible acudir al dentista con asiduidad para conseguir un seguimiento completo de la evolución del tratamiento. Por último podríamos destacar el uso de enjuagues bucales con alto contenido en flúor para mejorar la mineralización de los dientes en este periodo tan crítico. Una salud dental temprana puede evitar la aparición de problemas a edades más adultas, por lo que se recomienda acudir al especialista con cierta asiduidad.

 

Los mejores profesionales a su servicio

El miedo al dentista es una de las principales razones por las que no se suele acudir al dentista con mayor frecuencia. Hoy día se dispone de protocolos en la mayor parte de clínicas para poder superar estos miedos entre los jóvenes. Mediante un trato cercano y vocacional con los más pequeños, el miedo al dentista desaparecerá. Para ello, durante la primera visita solemos acercarnos al paciente, que nos conozca y conozca la clínica. En posteriores sesiones se suele premiar al niño o la niña con algún premio. Este método nos ha reportado grandes resultados, haciendo que los más pequeños no sufran a la hora de acudir a nuestras clínicas.

Contamos a su vez con un impresionante grupo médico a su disposición y estaríamos encantados de conocerle y asesorarle en todo aquello que necesite. Nuestros profesionales están muy bien valorados por nuestros clientes por su trato cercano y la calidad humana y profesional que demuestran día a día en su trabajo. Solo contando con los mejores especialistas del sector podemos ofrecer los mejores resultados a nuestros clientes, ese es nuestro máximo valor, nuestra excelencia, nuestra misión para con el cliente.

Odontopediatría - El dentista de tus hijos 1

Llamar Whatsapp Pedir Cita