fbpx

Aunque la salud de los deportistas se encuentra en general bien cuidada y controlada, los problemas bucodentales suelen ser desatendidos y relegados. Esto se debe a que muchas veces se ignora la importancia que poseen las lesiones dentales en el rendimiento físico. Además, los deportistas realizan muchas actividades que afectan su salud bucodental, no sólo por el riesgo de algunos golpes, sino también por un debilitamiento debido a prácticas que llevan a la deshidratación o al consumo excesivo de bebidas azucaradas.

La odontología deportiva es fundamental para garantizar el buen funcionamiento de todo el organismo, y de esta manera, el correcto rendimiento físico. La dentadura debe cuidarse y mantenerse limpia y completa para que las funciones de oclusión, masticación o habla, puedan desarrollarse adecuadamente, sin producir molestias ni afectar al resto del cuerpo.

Conocer los principales problemas bucodentales de los deportistas permite identificarlos y prevenirlos. Los más comunes son:

Mayor probabilidad de caries

Los deportistas poseen un mayor riesgo de producir caries o de padecer desgaste dental. Esto se debe a la deshidratación y a que utilizan una gran cantidad de bebidas azucaradas y de Ph bajo para rehidratarse. Otros factores que influyen en la formación de caries y en el desgaste son los productos ricos en glucosa y los agentes químicos a los que se exponen aquellos deportistas que entrenan en piscinas, notando un tono amarillento en sus dientes con el correr del tiempo.

Bruxismo

La tensión y el estrés al que están sometidos muchas veces los deportistas repercuten en la articulación mandibular (ATM). Los músculos maseteros son de los más fuertes del cuerpo humano, por lo que, al apretar los dientes, se produce su desgastamiento. Además, si este hábito se mantiene durante mucho tiempo, puede llegar a producir cefaleas y dolores musculares que repercutan en el rendimiento.

Salud dental para deportistas

Traumatismos dentales

La ausencia de una o más piezas dentales puede influir en los procesos del aparato digestivo. Esto se debe a que el alimento no puede ser triturado con normalidad y el estómago no puede trabajar correctamente. Por lo general, los deportes menos violentos suelen ser los que provocan en mayor medida la pérdida de dientes, ya que los protectores bucales no se consideran necesarios.

Problemas musculares y articulares

Las bacterias que se encuentran en la boca producto de caries o enfermedades periodontales, se distribuyen por todo el cuerpo a través de la sangre. De esta manera, se van depositando en los músculos y articulaciones, produciendo fatiga, pérdida de tono fibrilar y cansancio muscular. Esto facilita la producción de lesiones como desgarros, lesiones tendinosas y dolencias articulares.

Maloclusión

Una oclusión dental defectuosa puede afectar la posición y tener consecuencias óseas y musculares en la columna vertebral. El alineamiento de los dientes y de ambos maxilares guarda una estrecha relación con el equilibrio de la columna, por lo que una malocusión puede derivar en cambios en la curvatura de la columna y en lesiones deportivas.

¿Cómo prevenir problemas bucodentales en los deportistas?

La mejor manera de mantener la salud bucal es realizando estudios y análisis previos a cada temporada o en períodos de tiempo prudenciales. Es importante corroborar el equilibrio mandibular y el ajuste oclusal del deportista, así como también la ausencia de enfermedades, placas dentales o caries.

Además es fundamental corregir o adicionar las piezas dentales debilitadas o faltantes, para permitir que tanto la masticación como la digestión se produzcan adecuadamente.

Por último es indispensable realizar una correcta limpieza cepillando los dientes y utilizando hilo dental después de las comidas. Esto se complementa con la disminución del consumo de bebidas azucaradas y evitando el uso del cigarrillo.

Llamar Whatsapp Pedir Cita