fbpx

¿Qué son los implantes dentales y para qué sirven?

 

Los implantes dentales son raíces artificiales cuyo principal objetivo es el sustituir piezas dentales que, a causa de una enfermedad, un golpe o cualquier otra circunstancia, se hayan perdido y necesiten ser reemplazadas. Se sitúan fijados en el hueso de la mandíbula y son capaces de integrarse a la perfección con los tejidos de la zona proporcionando una apariencia totalmente natural.

Hoy en día, el 99% los implantes dentales están fabricados en titanio puro pues, en líneas generales, se trata de un material que tiene un índice de integración o unión al hueso muy alto y que, por tanto, resulta ideal para este tipo de proceso odontológico. En concreto, la pieza se ubica en el maxilar con el propósito de, una vez está correctamente colocada, dar soporte al diente artificial, el cual será la parte visible del implante.

Dicha parte visible recibe el nombre de corona o prótesis dental y se encaja en base del implante. De hecho, para que puedas hacerte una idea más o menos exacta de la estructura de un implante, has de saber que estos se dividen en tres partes, que son:

    1. Implante dental o fijación implantológica. Es la parte que se sitúa en el hueso, es decir, bajo la encía.
    2. Pilar transepitelial. La parte que emerge desde el tejido de la encía.
    3. Corona o prótesis dental. La parte visible del implante y que simula la apariencia del diente de forma efectiva.

implante

El principal objetivo de la colocación de un implante dental es sustituir las piezas perdidas para conseguir rehabilitar la boca tanto desde una perspectiva funcional como estética, es decir, permitir al paciente que se somete a este tratamiento poder volver a morder con normalidad y que la apariencia de su sonrisa vuelva a ser bonita, sana y atractiva. Además, estos dientes artificiales son tan estables o más que los naturales.

 

¿Qué otro propósito pueden tener los implantes dentales?

 

Por su parte, los implantes dentales tienen también otro propósito de gran importancia. Y es que, al colocarlos en el hueso maxilar, se evita que este se reabsorba y pierda volumen debido a su falta de funciones. Este hecho es especialmente relevante si se tiene en cuenta que, al contraerse, se produce el deterioro de los tejidos y el envejecimiento prematuro de las encías, dando lugar a incómodos y antiestéticos pliegues y arrugas.

Por si fuese poco, la colocación de implantes dentales ofrece el soporte necesario como para poder aplicar otro tipo de tratamientos ortodónticos y ortopédicos que, de cualquier otra manera, resultarían completamente imposibles de ejecutar.

 

¿Cuáles son las principales ventajas de llevar a cabo un tratamiento con implantes dentales?

 

La principal virtud de los implantes dentales es que ofrecen una solución permanente y duradera frente a la pérdida de piezas dentales. Además, son infinitamente más estables que las dentaduras postizas convencionales, los puentes y las coronas. También destaca que su apariencia es completamente natural y que se integran en armonía con el resto de la boca.

Por otro lado, a pesar de que el precio de los implantes dentales suele ser mas alto que las prótesis removibles, la realidad nos dice que se trata de una solución rentable ya que, al permanecer en perfecto estado durante muchos años, la inversión acaba amortizándose de mejor forma que al aplicar otro tipo de tratamientos menos duraderos. Además, no afectan de ninguna forma a las piezas dentales adyacentes ni a los tejidos de estas.

 

¿Quiénes pueden beneficiarse de la colocación de implantes dentales?

 

Por norma general, cualquier persona puede disfrutar de los beneficios que ofrecen los implantes dentales. Sin embargo, para ser sometido a este tipo de tratamiento el paciente ha de cumplir una serie de requisitos. Además, su caso ha de responder a una serie de pautas. Y es que, al tratarse de una técnica que requiere de cirugía, es necesario mantener la prudencia en todo caso.

En primer lugar hay que decir que el paciente debe tener la cantidad de hueso maxilar adecuado como para poder fijar el implante dental. De hecho, si la pieza dental se perdió hace bastante tiempo y/o el hueso ha sido reabsorbido por los tejidos, a veces es necesario reconstruir el hueso para una mejor fijación del implante, a veces en pacientes edéntulos (sin dientes) totales se recurre a implantes zigomáticos.

Los implantes dentales están especialmente recomendados para algunos casos en concreto. Por ejemplo, aquellas personas que se ven obligadas a sustituir algunas piezas dentales debido a que han perdido sujeción a causa de enfermedades como la periodontitis. Asimismo, para aquellos que perdieron dientes en algún momento de sus vidas por grandes caries o traumatismos y quieren volver a tenerlos,también es recomendable.

Finalmente, los implantes dentales también pueden servir para ofrecer sujeción a prótesis y a dentaduras postizas completas. De hecho, este tratamiento se recomienda especialmente a aquellas personas que sufren en exceso la incomodidad propia del movimiento de este tipo de soluciones.

 

¿En qué consiste el tratamiento con implantes dentales?

 

El tratamiento con implantes dentales, sin importar si se trata de carga inmediata o de dos fases, requiere seguir unos pasos ineludibles para completar el tratamiento. En primer lugar, una vez que el paciente ha llegado a la clínica para comentar al dentista su problema, este llevará a cabo una exploración completa de la boca y una serie de pruebas de imagen (radiografías y escáneres) que determinarán la cantidad y calidad del hueso disponible en el maxilar .

Si las pruebas de imagen afirman que se trata de un paciente apto para un implante, la siguiente fase del tratamiento consistirá en efectuar moldes de escayola de la dentadura para, posteriormente, planificar la cirugía. En este sentido, el especialista puede determinar la necesidad de realizar pruebas complementarias.

Una vez realizadas estas fases preliminares del tratamiento llega el momento de la cirugía. En caso de que el paciente sea válido para un implante de carga inmediata, esta será la única etapa que tendrá que superar, mientras que, si no es así, necesitará una más para la colocación de la corona. En concreto, este es el momento de fijar el implante dentro del hueso maxilar o de la mandíbula.

Como ya hemos comentado, en caso de tratarse de un implante tradicional, será necesario esperar entre 2 y 4 meses para la fijación de la corona, un lapso de tiempo en el que el paciente deberá tomar la medicación que le haya sido prescrita y cuidar al máximo la higiene de la zona. Este es el tiempo mínimo necesario para que se lleve a cabo la osteointegración.

 

Tipos de implantes dentales que existen y fases del tratamiento de cada uno de ellos

 

En general, es posible distinguir entre dos tipos diferentes de implantes dentales, los cuales son:

  1. Implantes dentales de carga inmediata. La principal ventaja de este tipo de implantes es que se colocan en una sola fase. De hecho, es una sola sesión se consigue fijar al hueso y se sitúa sobre la base la corona dental provisional fija, lo que resulta sumamente cómodo para el paciente. Además, al insertarse en el alvéolo de forma inmediata, el riesgo de sufrir alguna infección por parte del paciente que desemboque en rechazo es muy reducido. Sin embargo, solo puede llevarse a cabo cuando el cirujano dental lo considere necesario en función de parámetros de hueso, encía, presencia de infecciones, etc.
  2. Implante dental de 2 fases. Son los implantes dentales considerados como tradicionales. De hecho, es el tipo de tratamiento que se realiza de manera más habitual. En concreto, la primera fase está destinada a la parte quirúrgica, es decir, a la introducción de la base en el hueso maxilar, en el cual deberá osteointegrarse. Por esta circunstancia, antes de colocar la corona, deberá transcurrir, aproximadamente, 3 meses si se trata de la mandíbula inferior y 5 si es la superior.

¿Se pueden colocar los implantes dentales en el mismo momento en que se produce la extracción de una pieza?

 

Esta es una de las preguntas más frecuentes que se formulan todas aquellas personas que desean someterse a un tratamiento de estas características. A pesar de ello, dar una respuesta exacta es complicada hasta no estudiar el caso en concreto ya que, por norma general, esto dependerá de la causa que vaya a ocasionar la pérdida del diente. De todas formas, en caso de que no exista infección y que el lecho óseo se encuentre sano y en buenas condiciones, es perfectamente posible colocar un implante justo después de proceder a la extracción.

Un implante dental no puede efectuarse en caso de que la pieza haya sido extraída a causa de una infección pues las probabilidades de rechazo aumentan exponencialmente. Por ello, lo recomendable es esperar un tiempo para que el lecho óseo vuelva a sus condiciones ideales. En este sentido, las prótesis provisionales o removibles son excelentes alternativas para superar más cómodamente dicho lapso de tiempo y no sufrir problemas funcionales ni estéticos.

La duración de este período de espera dependerá, única y exclusivamente, de las características del paciente y de la infección que padeciese. Por ello, es el mismo especialista que vaya a proceder a efectuar el tratamiento es la persona que deberá determinarlo.

 

Posibles complicaciones intraoperatorias tratamiento con implantes dentales

 

Lo primero que hay que decir es que la tasa de éxito del tratamiento de colocación de implantes dentales supera con creces el 98%. Por tanto, solo puede considerarse como muy seguro y eficaz. Sin embargo, como en cualquier proceso que implique una cirugía como es este caso, existen algunas complicaciones que pueden acontecer.

Los riesgos de padecer algún problema durante la intervención quirúrgica se minimizan mediante el estudio del paciente y la planificación de esta. En concreto, estos pueden estar relacionados con la aplicación de la anestesia, así como con el nervio dentario, el cual recorre todo el seno maxilar y la mandíbula, todos estos riesgos casi desaparecen con la radiología en tres dimensiones o tac dental que se realiza en la clínica de Jaén. Además si el doctor lo ve conveniente puede recurrir a la colocación de implantes guiados mediante férulas confeccionadas por un software informático, disminuyendo aun más cualquier posible problema intraoperatorio.

 

Una vez terminada la fase de la cirugía pueden acontecer otra serie de complicaciones

 

  1. Periimplantitis. Infección bacteriana que afecta al tejido en el que se ha colocado el implante y que suele ser causada por una deficiente higiene oral posterior a la intervención quirúrgica. Ocasiona, inflamación y sangrado y, de no tratarse inmediatamente, puede dar lugar a la pérdida del implante, con las nuevas técnicas con pilares convergentes que se realizan en clínicas ClearDent, la tasa de periimplantitis es muy muy baja.
  2. Mala osteointegración. El implante no se integra con el hueso y, por ello, se mueve y no resulta efectivo. Esto sucede entre un 1 y un 2 por ciento de los casos, y se resuelve con la retirada del implante y posterior colocación una vez cure la herida.
  3. Hematomas. Lo cual constituye una complicación estética y no médica, se da mas en pacientes con piel fina, fragilidad vascular o pacientes anticoagulados (sintrom) o que toman antiagregantes plaquetarios (aspirina o similares).
  4. Complicaciones mecánicas. Son las más raras de todas pero, algunas veces, suceden. Se tratan, por ejemplo, de la rotura del tornillo pilar o la fractura de la corona.

¿El tratamiento de colocación de los implantes dentales es doloroso?

 

Uno de los grandes mitos relacionados con los implantes dentales es que su fijación resulta dolorosa. Esto no es así, fundamentalmente, porque durante la fase de cirugía se utiliza anestesia local o, en determinados casos, anestesia general o sedación completa, por lo que este no siente absolutamente nada. Además, debido a que este tipo de intervenciones suelen general cierto nerviosismo, es frecuente que el equipo implantológico aplique técnicas y suministre medicamentos relajantes que tranquilicen al paciente.

Hay que destacar que, en caso de que el implante deba colocarse mediante sedación completa o anestesia general, el tratamiento tiene que ser realizado en un ambiente hospitalario y con la intervención de un anestesista y un equipo de reanimación, tal y como sucede en cualquier intervención quirúrgica de esta índole.

 

¿Son seguros los implantes dentales?

 

Los implantes dentales son totalmente seguros. De hecho, como ya hemos comentado, la tasa de éxito de este tipo de tratamientos supera el 98%. Además, en caso de que se produzca el rechazo de la pieza o acontezca cualquiera de las complicaciones que ya hemos comentado en epígrafes anteriores, el riesgo de que degeneren en un problema grave de salud es prácticamente inexistente. Normalmente, basta con la retirada del implante y la posterior colocación una vez cicatrice la zona.

 

¿Es la edad un factor influyente para el tratamiento con implantes dentales?

 

Se trata de otro de los grandes tópicos que rodean a los implantes dentales. Y es que la edad no es, en sí misma, un factor de riesgo para la colocación de este tipo de prótesis.

Al paciente se le realiza una anamnesis para conocer medicación que toma, enfermedades crónicas y alergias medicamentosas y este estudio previo realizado por el equipo implantológico será el que determinará si la persona se encuentra, a pesar de su edad, en las condiciones físicas adecuadas para poder ser sometido al tratamiento.

Por su parte, aunque no es la norma general, también hay personas jóvenes que necesitan la fijación de uno o varios implantes dentales. En este sentido cabe destacar que el factor determinante es el crecimiento pues hasta que este no se detenga no se puede llevar a cabo la intervención. En ningún caso este tratamiento es aconsejable cuando el paciente aún no ha terminado su desarrollo.

Puesto que no todas las personas dejan de crecer a la misma edad, en el caso de las personas jóvenes, cada caso deberá ser estudiado de forma independiente, siendo imposible dar una cifra exacta acerca del momento a partir del cual se puede efectuar el tratamiento. En líneas generales, existen pruebas radiológicas concretas que están enfocadas a diagnosticar de forma fiable la finalización de la etapa de crecimiento.

Cuidados de los implantes dentales

 

Los implantes dentales requieren de una serie de cuidados específicos para asegurar que son efectivos y se encuentran en perfecto estado. En este sentido es necesario distinguir entre la fase de postoperatorio y la de mantenimiento.

  1. Fase de postoperatorio. Es la más delicada de todas y, por tanto, requiere de mayores cuidados. Esto se debe, principalmente, a que durante esta etapa se produce la osteointegración. En primer lugar durante las primeras 24 horas se recomienda no enjuagarse, ni escupir , ni cepillarse los dientes, el tabaco disminuye el flujo sanguíneo hacia la zona por lo tanto retrasa la cicatrización por lo que se recomienda no fumar. Además, es imprescindible seguir una higiene oral adecuada con el uso de seda dental ya que cepillar la zona puede ser contraproducente. También hay que evitar, sobre todo los primeros días posteriores a la intervención, tomar alimentos excesivamente duros y tocar la encía con la lengua o los dedos, en la clínica dental recomendamos el uso de gel de cicatrización a base de acido hialuronico.
  2. Fase de mantenimiento. Se considera como fase de mantenimiento aquella posterior al proceso de osteointegración, es decir, cuando el implante se encuentra bien fijado al hueso y se ha procedido a colocar la corona. A partir de este momento ya se puede volver a utilizar el cepillo, aunque siempre aplicándolo sobre la zona con delicadez. También es recomendable el uso de seda dental, enjuagues bucales y revisiones periódicas con el dentista.

¿Cómo afecta el tabaco a los implantes dentales?

 

El tabaco disminuye el éxito de los implantes en la etapa de osteointegracion desde el 98% en paciente no fumador hasta un 95% en paciente fumador, aun así aunque se recomienda no fumar el éxito de los implantes a día de hoy en pacientes fumadores, gracias a los implantes de alta gama utilizados en clínicas ClearDent, es muy alta por lo cual no es un factor, el tabaco, en el tratamiento de implantes dentales.

Los efectos del tabaco sobre los implantes son los mismos que sobre los dientes naturales del paciente:

  1. Cicatrización más lenta. La nicotina, además de otras muchas sustancias contenidas en el humo de los cigarrillos, afecta negativamente al proceso de cicatrización, ralentizándolo considerablemente. Por tanto, las probabilidades de sufrir una infección crecen exponencialmente.
  2. Dificultad para la osteointegración. El implante también se integra en el hueso de forma más lenta por culpa del tabaco ya que los tejidos generados por el organismo son más frágiles.
  3. Menor capacidad de reparación de lesiones. El tabaco influye negativamente sobre las células encargadas de la reparación de los tejidos y, por tanto, en caso de acontecer una complicación, la sanación de esta será más larga y complicada.

¿Los implantes dentales provocan mal aliento?

 

Uno más de los muchos mitos y bulos que existen acerca de los implantes dentales. Y es que, en sí mismos, no producen mal aliento de ninguna manera. Sin embargo, una mala higiene oral puede dar pie a la aparición de halitosis y a todo tipo de infecciones en la cavidad bucal. Por ello, es imprescindible llevar a cabo un buen cepillado, utilización de un irrigador oral, utilizar seda dental, enjuagues bucales adecuados y efectuar limpiezas de la placa de forma periódica.

¿Qué se siente al llevar puestos implantes dentales?

 

Los implantes dentales no producen ninguna sensación artificial identificable por el usuario. De hecho, la mayoría de pacientes que se han sometido a este tratamiento, afirman que, una vez finalizado, siente mayor seguridad y firmeza a la hora de masticar que en el caso de las piezas que son naturales pero que se encuentran deterioradas. Esto se debe, principalmente, a que las bases de los implantes ofrecen un grado de sujeción de las prótesis perfecto.

A esto se une la estética que gracias a los materiales biocompatibles con los tejidos y de colores naturales se mimetizan perfectamente con el medio oral.

¿Se notan los implantes dentales?

 

Absolutamente no. De hecho, es posible que, si cambias de dentista en algún momento y posees un implante dental, el nuevo odontólogo no se dé cuenta de que lo llevas si no se lo dices o si no realiza una radiografías. Y es que una de las grandes virtudes de esta técnica es su discreción y el elevado nivel de realismo de las prótesis que desemboca en una integración en la boca muy natural.

En algunos casos, la anatomía de la boca puede provocar que los resultados no sean perfectos y que, por lo tanto, se aprecien algunos detalles. Sin embargo, cualquier equipo odontológico trabaja para minimizar esta circunstancia.

¿Es posible efectuar un tratamiento con implantes dentales durante el embarazo?

 

El embarazo se trata de una circunstancia muy especial en la vida de toda mujer y requiere de ciertas consideraciones. En primer lugar, en caso de que la paciente en cuestión se encuentre embarazada en el momento en que visita al dentista por primera vez, lo más recomendable es esperar al parto para proceder a la intervención quirúrgica.

Es cierto que, en determinados casos, la operación puede llevarse a cabo aunque la paciente se encuentre embarazada. Eso sí, hay que tener en cuenta el mes de gestación en que se encuentra y realizar un estudio exhaustivo que determine las mejores condiciones para llevarla a cabo. Y es que un proceso que requiere de anestesia y, en determinados casos, de pruebas radiológicas, puede no ser adecuado para el feto.

Por su parte, si la paciente se ha sometido a la fase quirúrgica y se ha quedado embarazada durante el proceso de osteointegración, podrá continuar con el tratamiento sin problemas y fijar la corona a la base. De hecho, es necesario destacar, en este sentido, que el embarazo no afecta de ninguna manera a que la fijación de la base de titanio se integre en el hueso maxilar o en la mandíbula, por lo que no hay que albergar ningún temor al respecto.

 

saber más sobre implantes

¿Es posible llevar a cabo el tratamiento con implantes dentales cuando el paciente sufre osteoporosis o hay poco hueso?

 

La osteoporosis es una enfermedad que provoca la disminución del tejido que forma los huesos. De hecho, afecta tanto a las proteínas de la matriz como a las sales minerales de calcio que poseen. Por tanto, la relevancia de este problema de salud tiene que ver con el imprescindible proceso de osteointegración propio de cualquier implante dental.

Puesto que el proceso de osteointegración del implante dental de titanio depende de la calidad ósea inicial, la cual se determina en el estudio previo del tratamiento, padecer esta enfermedad no es una contraindicación absoluta en sí misma, ya que llevando a cabo ciertas modificaciones en el protocolo terapéutico es posible lograr buenos resultados.

En cualquier caso, el equipo implantológico, en colaboración con un especialista en enfermedades óseas, son los que han de determinar la viabilidad de la colocación del implante, informando siempre al paciente de los posibles riesgos y dejando en manos de este la decisión final.

¿Pueden quitarse y ponerse los implantes dentales?

 

Una vez que se ha fijado el implante dental al hueso mediante el proceso de osteointegración, la unión producida entre ambos es tan sólida que resulta imposible quitarlo salvo que se trate de una situación de extrema necesidad, para lo cual será necesario la aplicación de una técnica quirúrgica denominada de ‘rescate’. Esto sucede en muy contadas ocasiones.

Si bien es cierto que el implante en sí mismo no se puede quitar y poner una vez se ha fijado al hueso, la prótesis dental o corona que se coloca sobre la base sí se puede. De hecho, en algunas ocasiones es una tarea que puede efectuar el propio paciente con el propósito de limpiarla adecuadamente, mientras que en otras ha de ser llevada a cabo por un especialista.

¿Cuánto cuestan los implantes dentales?

 

El tratamiento con implantes dentales suele tener un precio bastante elevado debido, fundamentalmente, a que requiere de la aplicación de ciertos procedimientos muy complejos a partir de materiales diseñados por procesos técnicos sumamente sofisticados. Por tanto, su coste inicial es más alto que el de cualquier otra alternativa como, por ejemplo, son las prótesis convencionales.

Además, la duración del postoperatorio y la complejidad de la rehabilitación también son factores que influyen en el precio final. Sin embargo, si se tiene en cuenta la relación entre el coste y el beneficio proporcionado respecto a otros tratamientos, la realidad es que los implantes dentales son muy rentables. En este sentido también hay que tener en cuenta que estas prótesis permanecen en perfectas condiciones de forma prácticamente ilimitada, siendo únicamente necesario llevar a cabo ciertas tareas de mantenimiento y, llegado el caso, sustituir la corona, nunca el implante en sí mismo.

Dar una cifra exacta para un tratamiento con implantes dentales es bastante complicado pues las características del paciente influyen en gran medida. Sin embargo, para que puedas hacerte una idea aproxima. Una vez damos presupuesto de la colocación del implante, este valor incluye la base que se fija al hueso, la intervención quirúrgica para su colocación, el pilar de cicatrización y las pertinentes revisiones.

Aparte de este gasto inicial hay que sumar el de la corona o prótesis dental que se coloca sobre la base. Para la confeccion de la corona existen distintos materiales cuyo uso dependerá de los requerimientos estéticos y mecánicos que requiera cada caso, en clínicas ClearDent nos gusta explicar en cada caso las ventajas de cada material, su indicación en cada caso y con toda esta información, a la que se incluye el precio de cada  material que el paciente elija el material a colocar bajo asesoramiento del profesional

¿Dónde puedes recibir tu tratamiento con implantes dentales?

 

Puesto que la colocación de implantes dentales es un procedimiento complejo que requiere de una intervención quirúrgica has de buscar una clínica con experiencia que te ofrezca todas las garantías de calidad y seguridad.

En este sentido, nuestras clínicas reúnen todos estos requisitos y te ofrecen valor añadido. Y es que, si confías en nosotros, serás atendido por los mejores profesionales, los cuales te brindarán un trato personalizado y cercano y te proporcionarán soluciones ajustadas a tus necesidades. Además, para mayor tranquilidad, has de saber que no exigimos pagos por adelantado, de forma que solo tendrás que abonar el precio de cada fase en el momento en que sea llevada a cabo.

Nuestro propósito es que, una vez te pongas en nuestras manos, no tengas que preocuparte absolutamente de nada y olvides ese malestar que han generado los medios de comunicación durante los últimos meses relacionados con las malas prácticas en determinadas clínicas del sector dental. Y es que nuestra única preocupación es tu bienestar.

 

pedir cita implantes dentales

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Implantes Dentales - Todo lo que debes saber 1Cargando…
Llamar Whatsapp Pedir Cita