Realidades de los implantes dentales

Un implante dental es un cono o cilindro de titanio con rosca externa o liso, que se introduce en el hueso sustituyendo la raíz del diente perdido. Está recubierto por distintas sustancias para permitir la oseointegración (unión del implante al hueso).

Los implantes dentales se colocan en el maxilar a través de una intervención con anestesia local o en casos especiales como pacientes poco colaboradores con fobias, con discapacidades u otras enfermedades se puede llegar a la anestesia o sedación general y actualmente los implantes dentales son ampliamente utilizados en la odontología moderna.

Un implante dental se puede preparar por medio de una regeneración ósea o un injerto óseo en el hueso remanente para luego colocar el implante dental si hay poco hueso.

Si la persona no ha cuidado sus dientes y no tiene intención de modificar sus hábitos de cepillado e higiene, el pronóstico del implante es negativo. Si perdió sus dientes  por periodontitis, se deberá evaluar el caso.

Si en cambio fue por caries o traumatismo, y el nivel de higiene es el adecuado, el pronóstico es favorable.

Contradicciones y aclaraciones sobre los implantes dentales

¿Es cierto que los implantes dentales pueden producir reacción alérgica o rechazo?

No existe la alergia al titanio. Lo que pudiera ocurrir es que no se logre oseointegración, es decir, que el implante dental no se una al hueso, esto ocurre muy rara vez. Cuando la oseointegración ocurre el implante queda fijo y muy firme, cumpliendo funciones de un diente o molar natural, para que esto suceda hay que esperar de 4 a 6 meses aproximadamente. Un implante dental puede llegar a durar en la boca hasta 15 años o más depende de los controles periódicos que el paciente lleve con su odontólogo y los cuidados que el mismo paciente le dé al implante dental.

¿Es cierto que los implantes dentales son sólo para gente mayor que ya perdió su dentadura?

Por supuesto que no, cualquier persona mayor a los 18 años los puede utilizar.

¿Si un paciente sufre ciertas enfermedades no pueden tener implantes dentales?

No es así, incluso en casos de diabetes, periodontitis, hipertensión, osteoporosis, enfermos cardíacos no hay limitaciones. Pero siempre se hace interconsulta con su médico de cabecera. También se han colocado implantes dentales en pacientes que han recibido radiación por carcinomas, sin que se presenten problemas luego de una metódica anamnesis y análisis de datos de su estado de salud.

Un odontólogo general no puede colocar un implante dental solo un profesional o especialista el cual debe estar capacitado en el área de prótesis y cirugía, con amplios conocimientos en perimplantología, oclusión, diagnóstico por imágenes, ingeniería en tejidos, biomecánica, etc.

Para la colocación de los implantes dentales debemos tener en cuenta lo siguiente

El proceso consiste en dos fases

Primera fase

El dentista comprueba que el tejido óseo en el que se colocará el implante es lo suficientemente fuerte, resistente y estable esto lo realizara por una serie de pruebas, estudios o exámenes previos, radiografía panorámica (o, según el caso una tomografía computarizada). Al tener el resultado de las pruebas y estar seguro que el paciente está en condiciones para el implante dental, abrirá la encía e insertará una raíz de titanio en el hueso de la mandíbula. Es necesario esperar varios meses para asegurarse de que el organismo no rechaza la raíz artificial.

Segunda fase

Si todo va bien, se volverá a abrir la mandíbula y se atornillará una corona en la raíz.

Técnicas para la colocación de implantes dentales

  • Clásica (quirúrgica), esta técnica se realiza cortando la encía, en el caso en cual el diente fue extraído ya de mucho tiempo.
  • Implantología transmucosa, también llamada sin colgajo o flapless, está basada en la colocación del implante dental sin la necesidad de cortar la encía.
  • La implantología dental inmediata post-extracción, este procedimiento supone la capacidad de colocar el implante en la misma sesión cuando se extrae el diente.

Durante el tiempo que dura este proceso, es imprescindible mantener una buena higiene bucal que evite la aparición de infecciones. Los implantes no producen halitosis (mal aliento) pero, depende de la higiene que tenga el paciente. Tienen la misma posibilidad que los dientes naturales.

Diseño, forma y precio de los implantes dentales

Hay muchos tipos de implantes según su diseño y forma y hay decenas de marcas comerciales que fabrican según sus propias especificaciones. Los implantes dentales son, en la actualidad, en todos los casos, roscados. Debido a esto, es necesario primero crear un lecho en el hueso con unas fresas (brocas) del tamaño del implante y después introduciremos el implante enroscándolo en el hueso. Pero cada marca puede hacer que las espiras estén más o menos separadas, que las roscas sean más largas o más cortas, que el implante tenga forma cónica o cilíndrica, etc. Los más modernos y mejores son los implantes cónicos con interior hexagonal.

Las distintas marcas se diferencian por los elementos que se conectan en los implantes a la hora de diseñar y elaborar la prótesis. Por lo que, en muchas ocasiones, para un paciente que lleva colocados implantes antiguos o de otras clínicas y que necesita algún tipo de reparación en las coronas que lleva, primero deberemos averiguar la marca de implantes que lleva y, también, si los aditamentos (como tornillos o destornilladores) son compatibles con esos implantes.

El material con el que están confeccionados los implantes dentales es un metal llamado titanio, que es un material totalmente biocompatible. Por lo que también se pueden diferenciar las distintas marcas es por el tratamiento que le realizan a la superficie de titanio para hacerla más o menos porosa para favorecer la adherencia de las células y la formación de hueso a su alrededor para que el implante se integre, lo cual sucede en todos los casos en 3 ó 4 meses, dependiendo que estén colocados en el maxilar inferior o superior.

Los implantes de alta gama están entre 700 ó 1000 euros. ¿Qué aspectos hay que tener en cuenta para conocer el precio final de un implante dental? El precio de un implante dental depende de varios factores. Aquí son incluidos: los tipos de implantes, la marca del implante dental y el estudio dental, o incluso el país donde se produce el implante dental.

Los implantes llevan una corona encima, que está entre 500 u 800 euros aproximadamente. Debido a esta gran rango de materiales y marcas, también las coronas tienen diferentes partes (pilares fresables, tornillos…) por lo que también hay que informarse de lo que incluye.

Hay que tener en cuenta que el implante lleva también un pilar de cicatrización encima que puede cobrarse el mismo día de la cirugía o cuando el implante ya está cicatrizado, así que hay que informarse de lo que incluye el precio.

Ofertas de implantes dentales en las que no hay que confiar

Seguramente habrás visto anuncios u ofertas de implantes dentales del tipo implantes dentales a 500 euros y luego van cobrando más dinero por partes (200€ más por el pilar de cicatrización, le suman las coronas, etc). Eso es como si te dicen piso por 40.000 euros y luego has de pagar por un balcón, que hagan las salidas de humo, instalación de las tomas de luz y agua, trastero, garaje, todo por separado.

Debemos considerar mucho el precio del implante empezando desde el inicio como las instalaciones donde serás atendido, la amabilidad y el buen trato que te darán, la atención en la consulta por personal bien capacitado por un especialista, con una amplia experiencia en el tema y que te dará la asesoría adecuada de acuerdo a tus necesidades personales, utilizando una asepsia impecable desde el principio, materiales de alta calidad y un trabajo garantizado.

Entonces por qué fijarse solo en el precio cuando tu prioridad deberá ser que te realicen un trabajo de excelente calidad que te dure toda la vida. ¿No crees? Pero sobretodo que conlleve con ello mejorar tu autoestima y tu estética.

pide-cita-clinica-dental-jaen

Llamar Whatsapp Pedir Cita