Cuando nuestro hijo llega a casa con un diente roto por algún tipo de accidente, lo primero que tenemos que hacer es tranquilizarlo. Este tipo de problema es mucho más común de lo que se piensa y, lo mejor de todo, tiene una solución muy sencilla. La actividad física de los más pequeños hace que sea una lesión bastante habitual. Si bien es verdad que puede parecer muy aparatosa, suele ir acompañada de mucha sangre, es importante que estemos tranquilos y que acudamos a nuestro especialista de confianza lo antes posible.

 

¿Cuáles son los dientes que tienen más peligro de romperse?

Todos podemos tener algún tipo de accidente, es normal. Cuando se realiza cualquier tipo de actividad física es probable que pueda suceder un accidente de este tipo. Por su posición y su fisionomía los dientes más sensibles a las roturas son los que se encuentran en la parte frontal, en este caso los incisivos. Aún así es bueno que sepas que cualquier diente puede sufrir una rotura y que lo mejor es acudir al dentista lo antes posible, evitando así males mayores. Siempre que la visita se realice en los primeros 60 minutos desde la rotura y el afectado lleve consigo el diente o la pieza rota se puede intervenir con toda seguridad y las mejores garantías de éxito.

 

Pasos a seguir cuando a nuestro hijo se le rompa un diente

Los primeros pasos que se han de seguir en este tipo de procedimientos son sin lugar a dudas los más importantes. Como ya hemos señalado con anterioridad lo más importante en estos primeros momentos es mantener la calma. Sabemos que la sangre y los nervios de tu hijo pueden hacer que este proceso parezca difícil, pero para nada lo es. De la forma más cariñosa que podamos debemos tranquilizar a nuestro hijo y mostrar tranquilidad y sosiego durante todo el proceso. Nuestro hijo ha de ver que sabemos lo que estamos haciendo. Es importante también que recojamos la pieza dental afectada y la llevemos lo antes posible al médico. Aunque se trate de un diente de leche, es importante que el niño acuda al dentista, ya que es muy importante para el desarrollo de la mandíbula el conservar todos los dientes hasta su sustitución por los nuevos. A continuación debes limpiar el diente o la pieza dental en cuestión e intentar conservarla en leche o agua muy fría. Este procedimiento se realiza tanto con una pieza dental completa como con un trozo de diente. De camino al dentista es recomendable también cubrir la zona afectada con una compresa húmeda y si es el diente completo el que ha caído, limpiar y enjuagar la boca y colocar posteriormente un papel húmedo tapando el hueco que ha dejado el mismo. Esto evitará la inflamación de la parte afectada.

 

¿Se puede sustituir el diente?

En este caso pueden surgir varias opciones a la hora de sustituir el diente. No es lo mismo una rotura parcial que una caída completa del diente. En el segundo de los casos, siempre que se acuda con velocidad al especialista, podemos volver a colocar el diente en su sitio con una sencilla operación, aunque también puede pasar que haya que intervenir de otra forma. Si es la pieza dental la que se ha caído, también podemos intervenir de urgencia y colocarla con alguno de los pegamentos naturales de que disponen los dentistas, aunque lo más común es intervenir de otras maneras. De cualquiera de las maneras siempre hay una solución para la caída de un diente.

 

Rotura parcial del diente

Si la rotura del diente solo es parcial, podremos actuar de dos maneras. La primera y más sencilla es la de colocar la pieza, en caso de que la llevemos con nosotros, y pegarla al diente. Esta es la solución más sencilla y estética. Aunque leas cierta información por la red, nunca, nunca intentes pegarlo tu mismo con pegamentos tradicionales. También puede ocurrir que no podamos unir las piezas porque falta alguna pequeña parte de las mismas. En este caso debemos rellenar las partes que faltan del diente con un producto muy usado por los dentistas, el composite. No te preocupes, es una solución sencilla y los resultados son excelentes.

 

Rotura total del diente

En el caso de que nos encontremos con un diente roto en su totalidad, es decir, que se haya salido de su cavidad, podemos realizar dos tipos de operaciones. Si nos hemos dado prisa y tenemos el diente en perfecto estado, puede que nos puedan colocar dicha pieza de forma sencilla. Recuerda que si lo conservas en leche es mucho más probable que el diente llegue en las condiciones optimas. Si en cambio no podemos recolocar la pieza dental, tendremos que realizar una endodoncia y colocar una pieza artificial. Esta también es una operación muy sencilla. También puede pasar que este sea un diente de leche y no sea necesario colocar un nuevo diente. En estos casos se suele utilizar una prótesis dental para permitir que los dientes definitivos que vendrán más adelante puedan crecer con fuerza. Esta prótesis solo se utilizará hasta que el diente definitivo comience a crecer y permite al niño llevar una vida normal ya que es muy cómoda.

Si hemos tenido que colocar la pieza dental completa, es importante que llevemos un seguimiento pormenorizado de la evolución del mismo en los días siguientes a la operación. En este tipo de operaciones pueden surgir complicaciones derivadas de una mala aceptación del diente por parte del cuerpo. Si observamos durante el proceso que el diente comienza a tomar un color grisáceo, hay que acudir al dentista, ya que es muy probable que haya que extraer dicha pieza y realizar un endodoncia. Lo más importante durante todo este proceso es saber contar con el profesional que nos trate, acudir a la consulta con cierta periodicidad.

 

Posibles soluciones y trucos para evitar la rotura de piezas dentales

Cualquier persona que realice un deporte o algún tipo de ejercicio físico puede sufrir un accidente de este tipo. Hoy en día hay en el mercado un producto que nos puede hacer ahorrar mucho dinero y sobre todo algún que otro sobresalto. Los protectores bucales son la opción perfecta para evitar la rotura de los dientes. Se puede adaptar a cualquier dentadura y son muy cómodos de usar. Ya sabes lo que dicen, más vale prevenir que curar.

Otra de las opciones que hay que tener siempre en cuenta es la de acudir de forma regular al especialista dental. Una buena higiene bucal y un seguimiento pormenorizado, unidos a un buen tratamiento con tu dentista de confianza son la mezcla perfecta para conservar todos los dientes de una sola pieza. Sabemos también que a los más pequeños les suele costar acudir al dentista por miedo al dolor. Para superar este miedo, nuestra clínica ha establecido un protocolo psicológico para tratar a los niños desde el primer momento. Trabajamos de forma cercana y sencilla con los más pequeños para mostrarles que el dentista no es un lugar al que se va a sufrir. Trabajamos para que vayan perdiendo el miedo poco a poco y los resultados son excelentes.

 

El precio del tratamiento

Como has podido ver con anterioridad, este tipo de tratamientos dependen mucho de su evolución. No es lo mismo un implante que la simple colocación. Por eso el precio de los mismos puede variar mucho según sea el procedimiento al que haya que someter al cliente. Por eso te invitamos a que nos conozcas y te dejes asesorar por nuestro equipo. Lo que hay que tener en cuenta es el precio que te puedes ahorrar a la larga. Con esto lo que queremos decir es que si tratas cualquier problema dental a tiempo, a la larga tendrás una vida mucho más saludable y a la vez ahorrar en posteriores tratamientos. La salud es lo primero.

 

Contar con los mejores profesionales es la mejor garantía

Sabemos que la confianza es algo difícil de conseguir. Por eso desde nuestras clínicas de Cleardent hemos encontrado los mejores profesionales del sector para que solo tengas que preocuparte de disfrutar de una sonrisa sana y atractiva. Para realizar nuestro trabajo contamos con los mejores espacilistas del ámbito bucodental y que, además, ofrecen a cada uno de los clientes un trato personalizado y único. No todos los problemas son iguales y tampoco la forma de resolverlos. Estamos encantados de que nos conozcas y te pongas en nuestras manos, confíes en nosotros y dejes que te asesoremos ante cualquier tratamiento dental. Solo los mejores pueden ofrecer los mejores resultados.

A mi hijo se le ha roto un diente. ¿Qué tengo que hacer? 1

Llamar Whatsapp Pedir Cita