fbpx

¿Qué es una enfermedad periodontal?

La enfermedad periodontal también conocida vulgarmente como piorrea es un conjunto de condiciones que afectan las encías y estructuras de soporte de los dientes. Se deriva de la palabra compuesta peri, que significa alrededor, odonto, que significa diente, e itis que significa Inflamación.

Las condiciones de una encía sana es cuando la encía llena completamente el espacio entre los dientes y no sangra al explorarla. El color de las encías es rosa pálido coral, con textura de puntillado y aspecto de cascara de naranja, su aspecto no brilla, la encía papilar se ve en forma de punta de flecha y no hay placa bacteriana en los dientes.

La Inflamación de las encías comienza como una gingivitis, que es el primer proceso causado por acumulación de placa bacteriana o biofilm bucal, siendo una de las principales causas una mala o deficiente mal higiene dental, cabe mencionar que en la gingivitis el tejido conectivo de la encía se destruye progresivamente y es ocupado por un infiltrado formado por leucocitos polimorfo nucleares y células plasmáticas, el epitelio de inserción sufre cambios morfológicos importantes pero se mantiene unido al esmalte este proceso aun así es reversible, se producen sustancias que dañan los tejidos como enzimas tipo colagenasas que degradan el colágeno. La gingivitis y la enfermedad periodontal no es contagiosa.

Mediante la realización de una limpieza dental profesional (profilaxis) se contrarresta este daño causado, tanto externa como internamente, sobre los tejidos que rodean los dientes, la encía, el ligamento periodontal y el hueso alveolar.

La gingivitis causa inflamación, rojez e hinchazón en las encías. El sangrado se produce con facilidad al explorarlas.

Cuando la gingivitis no es tratada a tiempo esta patología progresa y se transforma en una periodontitis cuando la placa bacteriana entra a través del surco gingival pero no en todos los casos ocurre de esta forma.

A medida que la placa bacteriana o biofilm penetra en el surco mucogingival la respuesta del cuerpo es la inflamación de las encías formándose las bolsas periodontales, habiendo una retracción del hueso de soporte de los dientes. El paciente empieza con una leve molestia y empieza a formarse los espacios entre los dientes.

Tipos de placa bacteriana o biofilm

  1. Placa Acidógena: Estas bacterias producen ácidos al metabolizarse, inicia el proceso cariogénico (caries) o sea destrucción de las dos primeras capas del diente.
  2. Placa Basógena: Estas bacterias inician el proceso de destrucción del periodonto, o sea, el inicio de la gingivitis y luego periodontitis.

En nuestra boca siempre existe la presencia de bacterias pero estas se convierten en patógenas, es decir, que empiezan a provocar una enfermedad cuando haya una ingesta elevada de azucares favoreciendo el desarrollo de bacterias que fermentan estos azucares y provocan desequilibrio en la población bacteriana bucal. La gingivitis y periodontitis son enfermedades crónicas de origen bacteriano en la que intervienen mas de 700 especies de bacterias.

La periodontitis es una enfermedad de origen bacteriano crónica provocada por bacterias Gram negativas, las bacterias se adhieren a diferentes superficies del medio como placa, dientes y tejidos que favorecen la colonización para su posterior invasión de dichas bacterias a los tejidos periodontales. En este proceso se activan los osteoclastos y comienzan a realizar su función iniciándose la perdida de altura ósea, el trauma oclusal y la inflamación aceleran la reabsorción ósea hasta que supera de manera clara a la formación del hueso por parte de los osteoblastos.

Esta destrucción afecta al hueso alveolar, al cemento del diente, a los ligamentos periodontales y favorece la progresión adicional de las enfermedades al crear un espacio en la encía la que mencionamos como bolsa periodontal en la que cada vez se acumulan mayor cantidad de bacterias que ponen en peligro la supervivencia de los dientes.

¿Cuáles son las causas?

Existen varios factores de riesgo como agentes locales irritantes, ya sean químicos o físicos como la placa dental, restauraciones o empastes desajustadas, desechos alimenticios y respiradores bucales. Factores disfuncionales como el bruxismo, traumatismos oclusales, mal posiciones dentarias, masticación unilateral, la ausencia o mala higiene oral un cepillado oral deficiente o la falta de un control odontológico periódico.

Recientes investigaciones revelan que la enfermedad periodontal tiene íntima relación con la diabetes Mellitus, enfermedades cardiovasculares, embarazos pretérmito y bajo peso al nacer, malos hábitos como fumar, el tabaquismo predispone a una periodontitis crónica y disminuye la respuesta al tratamiento periodontal, el estrés, las tensiones de la vida diaria y las emociones negativas regulan varios sistemas fisiológicos, como el endocrino e inmunitario. Estudios científicos vinculan la periodontitis con variables psicosociales que actúan como favorecedores de la expresión de la gingivitis. Aun así no hay datos suficientes para sustentar la hipótesis que relaciona los factores psicosociales con la etiología de la periodontitis y algunos factores genéticos que desempeñan un papel predisponente en las enfermedades del periodonto.

Se estima que un 50% de la población sufre gingivitis y al menos un tercio de la población sufre una forma leve de periodontitis, por tanto es necesario abordar el tema de salud bucal de forma urgente.

Signos y síntomas

Es muy importante observar que la enfermedad periodontal puede progresar sin muestras o síntomas de dolor en la mayoría de los casos. Esta es la razón por la cual los chequeos dentales regulares son muy importantes.

Algunos síntomas son:

  • Sangrado inexplicable al cepillarse los dientes, al usar hilo dental o al comer.
  • Dolor, enrojecimiento e inflamación.
  • Sensación de dientes largos, por la recesión de la encía.
  • Halitosis o mal aliento por el uso de tabaco, algunos alimentos que consumimos o enfermedades del aparato digestivo.
  • Dientes flojos o cambios en el tipo de mordida.
  • Pus, exudado purulento entre los dientes, que es la respuesta del cuerpo que intenta luchar contra la infección bacteriana.
  • Bolsas periodontales de más de 5 mm de profundidad o recesión gingival cabe mencionar que en una encía sana la profundidad de la encía es de 0 a 1 mm máximo.
  • Picor o prurito en la encía.
  • Dolor en los dientes sin haber presencia de caries.

Los dientes anteriores inferiores suelen ser los dientes mas afectados por la enfermedad periodontal.

La periodontitis puede clasificarse según su extensión y daño a los tejidos afectados en:

  • Localizada: número de localizaciones afectadas es menos o igual al 30%.
  • Generalizada: número de localizaciones afectadas mayor al 30%.

También puede clasificarse según severidad al tejido de inserción:

  • Leve: pérdida de inserción 1-2mm.
  • Moderada: pérdida de inserción 3-4mm.
  • Severa: pérdida de inserción superior o igual a 5mm.

Profundicemos en la periodontitis agresiva

La periodontitis agresiva se caracteriza por la rápida destrucción del hueso alveolar y pérdida de los tejidos de inserción.

A su vez, puede clasificarse en:

  1. Periodontitis agresiva localizada de elevada prevalencia en pacientes en edad puberal, que afecta los primeros molares e incisivos, con pérdida de inserción interproximal en mínimo dos dientes permanentes molares.
  2. Periodontitis agresiva generalizada que afecta a menores de 30 años, con pérdida de inserción generalizada que afecta, por lo menos, a tres dientes permanentes distintos.

Relación de la periodontitis con enfermedades sistémicas

Con enfermedades cardiovasculares: estudios científicos han demostrado que la relación es más cercana de lo esperado, esta relación se basa en la interacción de los microorganismos del biofilm subgingival y la respuesta inflamatoria del huésped. La enfermedad periodontal y la enfermedad cardiovascular comparten modelos inflamatorios que varían de una persona a otra dependiendo de su susceptibilidad.

Se ha comprobado que en pacientes con periodontitis la respuesta inflamatoria esta alterada y esto ocurre por dos formas:

  • Una puede ser que por el ligamento periodontal puede llegar al resto del organismo y provocar daño y llegar al hígado y activar así las proteínas C.
  • Y otra forma es que estas bacterias lleguen al torrente sanguíneo y causan el daño.

Se ha comprobado que las bacterias periodontales alteran el sistema vascular por medio de la bacteriemia diaria que se hace al cepillarse los dientes o en el proceso de la masticación.

La enfermedad cardiovascular es una de la mayores causas de mortalidad mundial y se ha comprobado que la presencia de enfermedad periodontal aumenta doblemente el riesgo de enfermedades cardiovascular por tanto el control de la enfermedad periodontal es muy importante para disminuir estas cifras de mortalidad.

Diabetes: se estima que aproximadamente un 90% de la población sufre algún tipo de enfermedad infecciosa bucal, como caries y gingivitis, y un 50% de los adultos (60% para los mayores de 65 años) sufre de periodontitis.

Los pacientes con diabetes tiene las probabilidades de desarrollar mas riesgo de periodontitis crónica.

Se considera a la enfermedad periodontal como la sexta complicación de la diabetes después de la hipertensión, el accidente cerebro-vascular, la enfermedad coronaria, la enfermedad renal y la retinopatía.

También existen otras enfermedades que predisponen a la enfermedad periodontal como las enfermedades que disminuyen las defensas del huésped o disminución de neutrófilos como el SIDA o incluso una dieta consistente en una baja ingesta de ciertos nutrientes.

Durante el Embarazo y debido a los cambios hormonales que ocurren hay una predisposición a padecer de periodontitis las bacterias durante el embarazo tienden a irse al torrente sanguíneo y atravesar el tejido placentario penetrando así en el feto y en el líquido amniótico provocando así que el niño nazca con bajo peso y puede provocar una preclamsia en la madre.

Tratamiento de la periodontitis

Se divide en 3 fases:

Fase Básica

  • Profilaxis Profesional o destartraje.
  • Antibioterapia.

Fase Avanzada

  • Tratamiento Quirúrgico cuyo objetivo no es la curación sino la exéresis de las lesiones o ambos.

En caso de enfermedad periodontal moderado:

  • Se despejan los espacios debajo de la línea de la encía usando un procedimiento que consiste en el cepillado del escalamiento o raíz dental.
  • Los espacios se llenan de antibióticos para promover la cura y destrucción de cualquier bacteria

En caso de enfermedad periodontal severa:

  • Tratamiento con láser para la reducción de espacios entre los dientes y la encía.
  • Tejido e injerto del hueso por medio del Dentista elije injertar el nuevo tejido, insertando una membrana para estimular crecimiento de tejido.
  • Cirugía de la Aleta, reducción de los espacios de la encía.

Fase de Mantenimiento

  • Es una etapa fundamental y la única manera de conseguir el control de la periodontitis a largo plazo.
  • Una visita al especialista, en este caso, un periodoncista cada 3-6 meses.
  • Las fases básicas y avanzada son fundamentales para controlar las bacterias y controlar la salud periodontal pero estas bacterias tienden a precolonizar las bolsas periodontales.

En cada visita de mantenimiento el dentista o el periodoncista realizaran unas actuaciones protocolizadas consistentes en los siguientes puntos:

  • Verificación de la situación clínica diente por diente.
  • Valoración de su higiene bucal.
  • Eliminación del cálculo y bacterias de forma individualizada.

Según la situación de las diferentes zonas de la boca, cabe destacar que no es únicamente una profilaxis profesional sino que se trata de una actuación médica individualizada adecuada a las necesidades de cada paciente.

Solicita tu cita ahora

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4,00 out of 5)
Enfermedad Periodontal - Qué es y cómo evitarla 1Cargando…
Llamar Whatsapp Pedir Cita