Con la llegada del verano nuestra rutina diaria se ve alterada durante el período de vacaciones. Por este motivo, es muy importante tener en cuenta estos 10 consejos para no perjudicar nuestra salud bucodental durante estos meses.

    1. No olvides el cepillado de dientes diario. Es muy importante mantener la higiene dental también en verano, aunque el resto de nuestros hábitos no sean los mismos. Es necesario cepillarse los dientes después de cada comida y, además, hacer uso del hilo dental y colutorio. Si te vas de viaje durante unos días, una buena idea es llevarte un Kit de Viaje de tamaño más pequeño con todo lo que necesitas.
    2. Consume zumos de frutas naturales y frutas como el melón y la sandía, alimentos como el pescado, el marisco y el tomate, o productos lácteos que ayudan a prevenir muchos problemas bucodentales. Durante el verano, comemos más alimentos con azúcares, y por lo tanto, las posibilidades de aparición de caries aumentan considerablemente. De esta forma, intenta evitar las bebidas con gas y con azúcar y reducirás las probabilidades.
    3. Modera el consumo de café, té y vino. Durante las vacaciones las comidas, las barbacoas y las sobremesas son muy habituales, y el consumo de este tipo de bebidas aumenta. Es importante tener en cuenta que su ingesta excesiva puede provocar que nuestro esmalte dental se oscurezca.
    4. Disminuye los cambios bruscos de temperatura en las comidas. En esta época del año consumimos muchos más alimentos y bebidas frías, hecho que provoca molestias y la conocida hipersensibilidad dental. Para evitarlo, cepíllate los dientes tras su consumo -preferiblemente antes de una hora- mediante movimientos de rotación suaves o de barrido desde la encía al diente, sin hacer demasiada fuerza. Una opción también puede ser recurrir a pastas o geles dentífricos específicos para el tratamiento de los dientes sensibles.
    5. Hidrátate bien. Consume como mínimo 1,5 litros de agua al día. La saliva es un protector de nuestros dientes y también actúa como un potente desinfectante. La falta de saliva hace aumentar la creación de placa bacteriana, lo que puede provocar el desarrollo de infecciones en nuestras encías.
    6. Utilitza protector dental en las actividades al aire libre. Los traumatismos y las fracturas dentales aumentan considerablemente en verano (aproximadamente un 30%) debido también al incremento de la práctica de deportes de riesgo, deportes acuáticos, ciclismo, etc. Otra causa también son los accidentes de tráfico durante los numerosos desplazamientos que llevamos a cabo en vacaciones. Especialmente en el caso de los motoristas, es esencial protegerse con cascos integrales de calidad.
    7. Protégete los labios. No hay que olvidar esta parte de nuestra boca. Usa protector labial, especialmente durante las exposiciones largas al sol.
    8. Hazte una limpieza profesional antes de irte de vacaciones. Es recomendable visitar nuestro dentista dos veces al año para hacerte una limpieza bucal completa en manos de profesionales.
    9. Aprovecha para hacerte un tratamiento estético. Todos sabemos que durante el verano nuestra sonrisa luce mucho más gracias a nuestra piel morena y nuestro estado de ánimo. Es el momento ideal para apostar por mejorar la apariencia de tu dentadura y de hacerte tratamientos estéticos como un blanqueamiento dental.
    10. Solicita una revisión con tu odontólogo. ¿Y por qué no? Ahora no tienes excusas. Tienes mucho más tiempo libre y disponibilidad para ir al dentista y no esperar a que los posibles problemas aumenten. Ya lo sabes, más vale prevenir que curar.

Todas las clínicas ClearDent se mantienen abiertas durante el período estival. Consulta cuál es tu clínica más cercana entre nuestras 6 clínicas de Jaén y Granada y no dudes en solicitar cita con nosotros. Nuestro equipo estará a tu disposición durante todo el año para atenderte de la forma más cercana y profesional.

Llamar Whatsapp Pedir Cita